Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama celebra el "histórico" voto a favor de reforma sanitaria en el Senado

EEUU está "finalmente listo para cumplir la promesa" de cambiar un sistema con problemas, indicó Obama, quien dijo esperar que la Cámara de Representantes y el Senado lleguen pronto a un acuerdo sobre armonización de las versiones de cada cámara del proyecto para que él pueda promulgar la ley.
El presidente pronunció unas breves palabras desde la Casa Blanca poco después de que el Senado aprobara, por 60 votos a favor y 39 en contra, el proyecto de reforma sanitaria. En total 58 demócratas y dos senadores independientes votaron a favor. Los republicanos optaron por el "no" por unanimidad. El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, presidió la sesión que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, definió como "histórica".
La Cámara de Representantes aprobó su versión del proyecto el pasado 7 de noviembre.
Obama se refirió a la iniciativa como "la legislación más importante" desde la aprobación del sistema de seguridad social en 1930.
Insistió, además, en que la medida aprobada por el Senado incluye las "medidas más severas de la historia" para frenar los abusos del sector de seguros.
Aseguró que después de lo ocurrido esta mañana, EEUU está "increíblemente cerca" de lograr que la cobertura médica sea asequible para la mayoría de los ciudadanos y expresó su deseo de que el 2010 sea "finalmente" el año en el que se reformó el sistema de cobertura sanitaria del país.
Más de 46 millones de estadounidenses sin seguro
A diferencia de otros países desarrollados Estados Unidos carece de un sistema de cobertura médica universal. El Censo estadounidense calcula que unos 46,3 millones de los 300 millones de estadounidenses carecían de seguro médico en el año 2008.
A eso se suma el fuerte incremento en los costes sanitarios ya que EEUU destina alrededor del 16,2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a gastos sanitarios, casi el doble que la media de países desarrollados. EFELa versión definitiva de la reforma sanitaria que maneja el Senado ha eliminado el establecimiento de un seguro sanitario público, conocido como "opción pública", que compitiera con el sector privado, una posibilidad que sí contempla el proyecto de ley aprobado en la Cámara de Representantes.
Ofrecer planes de cobertura en todo el país
En su lugar, se permitiría a las aseguradoras privadas que puedan ofrecer planes de cobertura en todo el país, en lugar de estar sometidos a las regulaciones de cada estado diferente.
Una de las grandes innovaciones de la medida es la prohibición a las aseguradoras de rechazar dar cobertura a quienes padezcan ya enfermedades.
Esa prohibición tendría efecto inmediato para los niños, y se extendería a toda la población para el año 2014.
El proyecto de ley también impone más límites a los beneficios de estas compañías.
A diferencia de otros países desarrollados, Estados Unidos carece de un sistema de cobertura médica universal.
El Censo estadounidense calcula que unos 46,3 millones de los 300 millones de estadounidenses no tenían seguro médico en el año 2008.
A eso se suma el fuerte incremento en los costes sanitarios ya que Estados Unidos destina alrededor del 16,2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a gastos sanitarios, casi el doble que la media de países desarrollados.