Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama pide "un proceso transparente" para esclarecer la muerte del joven negro tiroteado por un policía

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha exigido "un proceso transparente" para esclarecer el caso de Michael Brown, el joven negro que murió el pasado domingo tras recibir un disparo de un policía en la localidad de Ferguson, en Misuri.
"Es hora de que haya un proceso transparente para ver que se hace Justicia (en este caso)", ha dicho desde la isla de Martha's Vineyard, en Massachusetts, donde se encuentra de vacaciones de verano junto a su familia.
Obama ha ordenado directamente al fiscal general, Eric Holder, "que haga todo lo que sea necesario para ayudar a determinar exactamente qué pasó, para que podamos ver cómo se hace Justicia".
También ha mandado un mensaje de tranquilidad a los habitantes de Ferguson, que desde la muerte de Brown se han manifestado a diario para exigir una investigación seria. "Es tiempo de sanar. Es tiempo para la calma y la paz en las calles de Ferguson", ha considerado.
Por otro lado, se ha referido al incidente ocurrido con un equipo de la cadena panárabe Al Yazira que se ha desplazado hasta Ferguson para cubrir la noticia y que ha sido atacado con cañones de agua y con gases lacrimógenos por las fuerzas locales.
"En Estados Unidos la Policía no debería acosar o detener a los periodistas que están intentando hacer su trabajo", ha recordado, aunque sin dar más explicaciones.
La muerte de Brown ha generado una gran polémica porque recuerda a casos como el de Trayvon Martin, en Florida, otro joven negro que murió cuando un vigilante de barrio abrió fuego en su contra al considerar que era sospechoso.
En el caso de Brown, las autoridades dicen que recibió un disparo en medio de un forcejeo por conseguir la pistola del agente cuando estaba en el coche patrulla. En cambio, algunos testigos aseguran que el uniformado abrió fuego cuando el joven estaba con las manos en alto.