Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama: "No toleraré más fallos de seguridad"

Obama ha afirmado, tras reunirse con altos funcionarios de su Gobierno, que los fallos en los sistemas de inteligencia "no son aceptables" y subrayó que no los tolerará. 
El presidente mantuvo  una reunión con 20 altos funcionarios de su administración entre ellos la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el secretario de Defensa Robert Gates y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, para analizar los fallos que permitieron el incidente del avión con destino a Detroit.
Obama aseguró que la comunidad de inteligencia tenía suficiente información para haber detectado y "potencialmente" desarticulado el atentado fallido protagonizado por un joven nigeriano de 23 años, Umar Farouk Abdulmutallab, que portaba explosivos adheridos a su ropa interior.
"La comunidad de inteligencia fracasó a la hora de conectar todos los datos, lo que habría colocado al sospechoso en la lista de personas a las que no se permite volar", subrayó el presidente.
"Aceptaré que la información de inteligencia es por naturaleza imperfecta pero está cada vez más claro que la información de inteligencia no fue debidamente analizada o calibrada. Eso no es aceptable y no lo toleraré", sentenció.
"Tenemos que mejorar y mejoraremos y tenemos que hacerlo rápidamente", insistió Obama.
Mantiene su intención de cerrar Guantánamo
El presidente reiteró, por lo demás, su intención de cerrar el penal de Guantánamo , aunque señaló, en línea con lo adelantado ya por el portavoz presidencial Robert Gibbs, que se suspenderá de momento el envío de prisioneros yemeníes al país árabe.
Obama ha atribuido la trama del atentado fallido a la filial de Al Qaeda en Yemen.
En la actualidad hay unos 90 yemeníes en Guantánamo y se preveía que alrededor de la mitad fuesen transferidos a su país de origen, planes que por el momento quedan cancelados.