Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama viajará a Cuba los días 21 y 22 de marzo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha confirmado que viajará en marzo a Cuba, en una visita inédita en casi un siglo y que finalmente se concretará los días 21 y 22 de marzo, según la agenda revelada por la Casa Blanca.
"El mes que viene, viajaré a Cuba para seguir con nuestros progresos y esfuerzos, que pueden mejorar las vidas de la población cubana", ha publicado Obama en Twitter, dentro de una serie de mensajes en los que ha confirmado lo que ya era un secreto a voces.
La Casa Blanca ha explicado en un comunicado que el presidente viajará junto a su mujer, Michelle, para una visita oficial los días 21 y 22 de marzo. La agenda incluirá un encuentro entre Obama y su homólogo cubano, Raúl Castro, así como con miembros de la sociedad civil.
Obama ha confirmado que trasladará "directamente" al Gobierno de Raúl Castro las "diferencias" que aún persisten entre ambos países. "Estados Unidos siempre estará del lado de los Derechos Humanos en todo el mundo", ha destacado el mandatario.
CULMINACIÓN DEL DESHIELO
El viaje oficial, el primero de un presidente de Estados Unidos desde Calvin Coolidge (1928), supone la culminación de un acercamiento que anunciaron Castro y Obama el 17 de diciembre de 2014. Meses después, ambos países reabrieron sus respectivas embajadas y sentaron las bases de un deshielo tanto político como económico.
"Hace 14 meses, anuncié que comenzaríamos a normalizar relaciones con Cuba y hemos logrado progresos significativos", ha destacado en sus mensajes, en los que ha recordado que la bandera de Estados Unidos ya ondea en La Habana y ahora viajan más norteamericanos a la isla "que en ningún otro momento de los últimos 50 años".
La Casa Blanca ha admitido en su nota que el cambio no llegará a Cuba "de la noche a la mañana" y que los pasos dados hasta ahora por el régimen castrista siguen siendo "insuficientes". La Presidencia, sin embargo, también ha pedido pasos al Congreso norteamericano con un nuevo alegato en favor del levantamiento del embargo económico impuesto hace medio siglo a la isla.
Tras su visita a Cuba, Obama se desplazará a Argentina, donde confía en empezar "un nuevo capítulo de relaciones mejoradas" con el Gobierno de Mauricio Macri.