Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Once estados impugnan las directrices de Obama para estudiantes transexuales

Once estados norteamericanos han presentado este miércoles una denuncia conjunta para impugnar una guía elaborada por los departamentos de Educación y Justicia y que aconseja que los estudiantes transexuales puedan elegir un baño o un vestuario acorde con su identidad de género.
La denuncia ha sido presentada en un tribunal de Texas y tiene entre sus principales defensores al gobernador de este estado, el republicano Greg Abbott. Los estados que secundan este recurso consideran que el Gobierno federal quiere convertir centros de trabajo y educativos en "laboratorios de un masivo experimento social", según medios estadounidenses.
Responden así a las recomendaciones emitidas este mes por los departamentos federales de Educación y Justicia, en plena polémica por la ley de Carolina del Norte que obliga a los transexuales a utilizar los servicios públicos que correspondan con su partida de nacimiento.
Con el objetivo de "ayudar a las escuelas a garantizar los derechos civiles de los estudiantes transgénero", el Ejecutivo federal ha querido responder a quienes, desde la comunidad educativa, reclamaban una "guía" para poder respetar los derechos de todos los estudiantes y, al mismo tiempo, cumplir la ley.
La guía incluye explicaciones sobre términos y, también, ejemplos prácticos para resolver dudas que puedan plantearse en el día a día de cada centro. Entre las recomendaciones recogidas, figuran varias relativas al uso de instalaciones segregadas por sexos y en todas ellas se coincide en la necesidad de que sea la "identidad de género" la que marque la elección.
En este sentido, apelan a las escuelas para que los alumnos transgénero no tengan que utilizar instalaciones como vestuarios o baños que correspondan a un sexo con el que no se identifican. También cuestiona el uso de instalaciones "alternativas", en al medida en que supone una segregación.