Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Organizaciones hondureñas piden a la UE un respaldo "claro y eficaz" a la protección de activistas

Varias organizaciones hondureñas han viajado Bruselas para visibilizar ante las instituciones comunitarias la "difícil" situación de los derechos económicos, sociales y culturales del país centroamericano así como para pedir a la Unión Europea un respaldo "claro y eficaz" a la protección de los activistas en favor de los derechos humanos.
Durante su visita, que comienza este lunes y durará tres días, estas organizaciones se reunirán con eurodiputados y con representantes del Servicio Europeo de Acción Exterior, a los que informarán sobre el informe elaborado por la Plataforma EPU, presentado la semana pasada en Ginebra en la sede de la ONU.
En un comunicado, las organizaciones advierten que los resultados de este estudio "no son alentadores" y han asegurado que "la peor parte se la llevan los y las defensoras que se dedican a la protección de los derechos ambientales y recursos naturales", al ser objetivos de "actos de violencia, hostigamiento, amenazas de muerte y asesinatos como consecuencia de su trabajo".
El miembro del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), José Gaspar, ha señalado que el caso más conocido a nivel internacional es el asesinato de Berta Cáceres, pero que "muchos y muchas defensores y defensoras de Derechos Humanos en el país han perdido la vida defendiendo los bienes comunes de la naturaleza".
"Los miembros del COPINH nos mantenemos bajo el asedio permanente de la empresa Desarrollos Energéticos (DESA), como de las fuerzas represivas del Estado. Tanto militares como empleados de esta empresa están imputados en el asesinato de Berta", ha añadido Gaspar.
A su vez, la integrante del Observatorio Permanente de Derechos Humanos del Aguán (OPDHA), Irma Lemus, ha apuntado que "en el Bajo Aguán los defensores y las defensoras de los recursos naturales han sido víctima de un acoso permanente por parte de los mismos operadores de la justicia", de los que ha dicho que "son quienes deberían estar velando por el goce" de los derechos humanos.
Por último, el director ejecutivo de FIAN Honduras, ha denunciado que la violencia es "consecuencia directa del modelo de crecimiento hegemónico de la actualidad", que "es apoyado y sostenido por los Estados a pesar de sus impactos negativos sobre los derechos y las personas".