Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PAM consigue repartir alimentos en Gaza a través de Rafá

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de Naciones Unidas ha conseguido por primera vez desde 2007 repartir comida en la Franja de Gaza desde Egipto a través del puesto fronterizo de Rafá.
Un convoy compuesto por 18 camiones procedente de Alejandría, Egipto, ha cruzado este miércoles la frontera con un cargamento de 15.600 paquetes de comida, que cubrirán las necesidades alimentarias de unas 15.000 personas durante los próximos cinco días. Carne y judías envasadas, dátiles y té componen este primer cargamento del total de 25.000 lotes que el PAM tiene previsto enviar y que llegarán en los próximos días, según ha confirmado este organismo en un comunicado.
El director regional para Oriente Próximo, Norte de África, Asia Central y Este de Europa del PAM, Mohamed Diab, ha agradecido al Gobierno de Egipto la apertura de la frontera y su colaboración en la obtención de alimentos. Diab también ha incidido en la importancia de tener "acceso a la Franja de Gaza desde distintas rutas, incluido Rafá, para asegurar el constante suministro humanitario y para conocer las crecientes necesidades de las personas afectadas por la reciente violencia".
El director del PAM en el país, Pablo Recalde, ha coincidido en que "la apertura del cruce de Rafá para la ayuda humanitaria ofrece una oportunidad mayor para ampliar el reparto de ayuda a Gaza y necesita mantenerse". Recalde ha asegurado que el PAM "continuará su reparto de comida a Gaza para llegar a la gente afectada por el conflicto", como lo ha hecho desde el principio de la ofensiva.
El PAM trabaja en la zona con la Media Luna Roja de Egipto, que se ha encargado de seguir el trayecto de los alimentos a través de Rafá. En estos casi dos meses que han durado los ataques, la agencia ha distribuido diariamente raciones de comida de emergencia a los cerca de 350.000 desplazados en Gaza y ha repartido vales a cerca de 120.000 personas. No obstante, el PAM ha recordado en su comunicado que necesita unos 70 millones de dólares (más de 53 millones de euros) para continuar su programa de asistencia alimentaria en los próximos tres meses.