Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los miembros del PD y PDL vuelven a discrepar sobre la expulsión de Berlusconi

Los miembros del Gobierno de coalición italiano --el Partido Democrático (PD) de Enrico Letta y el Pueblo de la Libertad (PDL) del ex primer ministro Silvio Berlusconi-- han mantenido este miércoles una nueva discrepancia por los plazos a establecer en la votación de la posible expulsión del Senado de 'Il Cavaliere', un día después de haber llegado a un acuerdo.
La postura del PDL se ha mantenido firme y ha solicitado dos semanas para cerrar la cuestión de la posible expulsión de Berlusconi. Sin embargo, el frente del PD y el Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Beppe Grillo han defendido la necesidad de votar en la correspondiente comisión del Senado antes de que finalice esta semana, con el lunes como último día de plazo. Stefania Pezzopane, senadora del PD, ha afirmado que "en ausencia de unanimidad será el jueves cuando el presidente proponga un calendario".
Tras dos días de discusiones, la comisión electoral del Senado que debe decidir si aplica la denominada ley Severino (que establece la expulsión de los senadores y su ilegibilidad si son condenados a más de dos años de prisión) aplazó al jueves su próxima reunión. El presidente de la comisión que debate la cuestión, Dario Stefano --miembro de Elección Cívica-- ha anunciado que tratará de realizar una propuesta de mediación "que obtenga vía libre por una amplia mayoría". "Las posiciones no son tan distantes, creo que se pueda alcanzar una decisión compartida", ha asegurado.
LETTA: "EN UN MOMENTO SE PUEDEN TIRAR LOS RESULTADOS"
Por otro lado, el primer ministro, Enrico Letta, ha llamado la atención sobre los costes económicos que puede acarrear la inestabilidad del Gobierno. "En un sólo momento se pueden tirar por tierra los resultados obtenidos", ha asegurado en su informe en el Senado sobre la reunión con el G-20. "Las elecciones equivocadas valen mil millones, mil millones es más de la mitad del coste de los tipos de interés", ha explicado en referencia a los costes en los mercados por las tensiones políticas.
"Si tiramos por tierra la confianza y la estabilidad volveremos a estar en grandes dificultades", ha asegurado. "Pagamos cada año 85.000 millones de euros, y si erramos los 85.000 se vuelven 90.000: los alemanes pagan 20.000 millones menos que nosotros, los franceses 30, los españoles 50", ha indicado el primer ministro, según ha informado el diario italiano 'Il Corriere della Sera'.