Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente del PE confía en sentido democrático de Ennahda y dice que Islam no es incompatible con democracia

Pide responsabilidad a los 27 para ayudar a los refugiados procedentes de Libia por las condiciones "extremadamente duras" en las que viven
El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, ha felicitado al pueblo tunecino por "las primeras elecciones libres" a la Asamblea Constituyente y ha asegurado que confía "plenamente" en "el sentido democrático" del partido islamista moderado Ennahda, que ganó los comicios con más del 40 por ciento de los votos, tras defender durante una visita al país que "Islam y democracia no son incompatibles".
"Los catorce observadores del PE están de acuerdo en que estas elecciones han sido verdaderamente pluralistas, libres y justas. Confío plenamente en el sentido democrático de los vencedores y deseo que mayoría y minoría debatan el uno con el otro de forma constructiva", ha explicado Buzek en un comunicado emitido durante el segundo día de su visita a Túnez procedente de Libia.
Buzek ha insistido en que "política y religión son dos esferas autónomas". "Islam y democracia no son incompatibles. Tal y como existen demócratas cristianos en Europa, puede haber demócratas musulmanes en Túnez porque los valores como la tolerancia, la inclusión, la solidaridad y el respeto mutuo no son sólo compatibles sino que también conducen a una democracia estable", ha explicado.
El presidente de la Eurocámara ha recordado que Túnez fue el país que dio origen a la 'Primavera árabe' y ha confiado en que sirva "de modelo para el resto de la región", aunque también ha reconocido que "el camino de la transición todavía es largo". "Espero que todos los tunecinos puedan disfrutar totalmente los frutos de su revolución: dignidad humana, libertad, justicia social, democracia y Estado de Derecho", ha recalcado.
"La libertad y la democracia no son fáciles. Queda mucho por hacer, desde elaborar una nueva e integradora Constitución hasta reforzar la Justicia y el Estado de Derecho. La UE apoyará totalmente al pueblo tunecino para ayudarle a enfrentar los desafíos que tiene por delante. Estamos dispuestos a ofrecer a Túnez un asociación privilegiada, basada en valores comunes y un crecimiento compartido", ha precisado, en alusión al Estatuto Avanzado que Túnez espera firmar con la UE.
Buzek ha reconocido que Europea necesita apoyar a Túnez para garantizar su viabilidad económica, abriendo su mercado y ofreciendo apoyo para atraer inversión extranjera, y facilitar los visados para que los tunecinos puedan viajar a la UE, tras destacar el potencial turístico de un país "seguro" como lo es hoy el país magrebí.
El presidente de la Eurocámara se ha entrevistado este lunes con el primer ministro tunecino, Mohamed Ghanouchi, representantes de la Comisión Electoral Independiente, los líderes de los principales partidos políticos y el gobernador del Banco Central tunecino tras constatar este domingo las condiciones "extremadamente duras" en que viven los refugiados procedentes de Libia en el campamento de Shusha/Al Hayat, en la frontera con Libia.
Buzek ha reconocido estar "muy preocupado" por la situación de los miles de refugiados que cruzaron la frontera a Túnez huyendo de los combates en Libia porque, a pesar de que el conflicto ha terminado en el país vecino, "la crisis humanitaria está lejos de acabar". "Necesitamos hacer más. Los europeos tenemos una responsabilidad hacia estos civiles en problemas. Debemos hacer todo para facilitar el reasentamiento de estos refugiados", ha recalcado, tras agradecer la "solidaridad" de las autoridades tunecinas con los refugiados.