Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La PGR ordena prisión cautelar para el 'número dos' de Michoacán por sus vínculos con Los Templarios

La Procuraduría General de la República de México (PGR) ha ordenado que el secretario de Gobierno de Michoacán, Jesús Reyna García, sea encarcelado de forma cautelar durante un periodo de 40 días por sus supuestos vínculos con la organización criminal de Los Caballeros Templarios.
De acuerdo con fuentes de la PGR, un juez federal especializado ha dictado prisión cautelar para el ex gobernador interino y 'número dos' del gobierno de Michoacán después de que la Fiscalía mexicana hallara vínculos que le vinculan con integrantes del cártel de Los Caballeros Templarios en el estado, situado en el sur de México.
A falta de que se diluciden sus responsabilidades penales y los cargos que se le vayan a imponer foralmente, la Justicia mexicana ha sustentado su arresto sobre dos reuniones que Reyna García mantuvo con Servando Gómez Martínez alias 'La Tuta' y Nazario Moreno alias 'El Chayo', pertenecientes al cártel, en el municipio de Tumbiscatío en los meses de julio y octubre de 2011, según fuentes gubernamentales citadas por el diario mexicano 'El Universal'.
A dichas reuniones también habrían acudido el presidente municipal de Tepalcatepec, Guillermo Valencia Reyes, y el líder de la Coordinación de Trabajadores Transportistas de Michoacán, José Trinidad Martínez Pasalahua.
Otras versiones apuntan a que la detención de Reyna se ha producido a raíz de las pesquisas iniciadas por las autoridades mexicanas sobre el líder 'templario' Enrique Kike Plancarte Solís, que ha sido abatido esta semana por la Armada.
El desencadenante, según ha informado el periódico mexicano 'Milenio', ha sido la declaración de uno de los lugartenientes de Plancarte Solís, Luis Fernando Vázquez Díaz, alias 'El Many', que fue detenido hace unos días en la ciudad de Morelia.
A 'El Many' se le incautó un teléfono móvil con un Número de Identificación Personal (NIP) de Plancarte Solís que servía de medio de comunicación entre ambos. Este dispositivo habría sido clave para el arresto de Reyna, aunque aún no hay detalles al respecto.
ACUSACIONES DE LAS AUTODEFENSAS
Mientras se desarrollaban estas investigaciones, los líderes de los grupos autodefensas han denunciado en numerosas ocasiones que Reyna García mantenía estrechos lazos con la organización criminal que opera en Michoacán, incluidos vínculos familiares.
De acuerdo con las acusaciones de las autodefensas, Reyna García llegó a asistir a un velatorio de un familiar de uno de los miembros de Los Caballeros Templarios en el municipio de Apatzingán, uno de los principales bastiones del crimen organizado y epicentro de los enfrentamientos entre las autodefensas y las fuerzas del narco.
Uno de los encargados de airear estos nexos el año pasado fue José Manuel Mireles, uno de los máximos líderes de los grupos de autodefensa. "El gobernador interino es uno de Los Caballeros Templarios. Muchos de los presidentes municipales, de los cuerpos de seguridad y de los ministerios públicos son parte del crimen organizado", aseveró Mireles.
Además, en 2012 salió a la luz un informe entregado por el asesor Juan García Bravo al entonces secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Elías Álvarez, en el que se detallan dos supuestas reuniones entre Reyna y líderes 'templarios' en un rancho de Tumbiscatío en el marco de la campaña electoral de 2011.
Interrogado sobre estas acusaciones por los medios de comunicación, el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, las restó importancia. "Que no es una perita en dulce es cierto, pero es gente probada", dijo el año pasado.
CRISIS EN MICHOACÁN
Michoacán vivió a principio de este año una de sus peores crisis de seguridad, a raíz de que los grupos de autodefensa asaltaran el municipio de Apatzingán, dando lugar a tiroteos, saqueos e incendios, incluso en la Alcaldía, que se saldaron con la muerte de una persona.
A partir de ese momento, las también llamadas policías comunitarias irrumpieron en otras muchas localidades, lo que obligó al Gobierno de Enrique Peña Nieto a desplegar a las fuerzas federales y a crear el cargo de comisario federal de Seguridad de Michoacán.
El objetivo de los grupos de autodefensa michoacanos es expulsar de la zona a Los Caballeros Templarios, que se han instalado en este estado para controlar este importante punto de la ruta de la droga hacia Estados Unidos, con el consecuente aumento de la violencia.
En el último año se han multiplicado los grupos de autodefensa, sobre todo en las zonas rurales de México, con el único objetivo de erradicar el crimen organizado, según dicen, ante la pasividad de las autoridades y las fuerzas de seguridad.