Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gasto en defensa cayó al 0,89 por ciento del PIB en España en 2015, según datos de la Agencia Europea de Defensa

El gasto en defensa en España cayó al 0,89 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2015 frente al 0,90 por ciento que destinó en 2014 aunque subió un 1,7 por ciento en términos nominales, hasta los 9.666 millones de euros frente a los 9.508 millones del año anterior, según estimaciones publicadas este lunes por la Agencia Europea de Defensa (EDA).
Los datos de la EDA muestran una caída conjunta del gasto en defensa del 1,42% del PIB al 1,4% pero una subida del gasto en defensa en términos nominales del 2,6% en 2015 respecto al año anterior.
En 2015 los datos reflejan que sólo cuatro países de la UE han cumplido el objetivo de destinar el 2 por ciento del PIB a defensa. Se trata de Estonia (2,03%), Grecia (2,42%), Polonia (2,10% y Reino Unido (2,05%).
Los países que han subido la cuota de PIB destinada a defensa en 2015 son República Checa (del 0,96% al 0,98%), Chipre (del 1,54% al 1,89%), Estonia (del 1,98 al 2,03%), Grecia (del 2,23% al 2,42%), Hungría (del 0,88% al 0,89%), Letonia (del 0,93% al 1,03%), Lituania (del 0,89% al 1,12%), Luxemburgo (del 0,40% al 0,50%), Malta (del 0,54% al 0,61%), Países Bajos (del 1,19% al 1,21%), Polonia (del 1,83% al 2,1%), Rumanía (del 1,35% al 1,43%) y Eslovaquia (del 1% al 1,03%).
Por lo que se refiere al gasto nominal, Italia es el país que ha registrado la mayor caída en el gasto en defensa (11,4%, hasta los 16.328 millones frente a los 18.427 millones destinados en 2014.
También cayó el gasto en Bulgaria (11,2%), Austria (8,2%), Bélgica (4%) y Finlandia (0,1%) y en cambio se mantuvo en Francia e Irlanda sin cambios, en el mismo nivel.
LITUANIA Y POLONIA, ENTRE LOS QUE MÁS SUBEN
Mientras, Lituania y Polonia, los dos países que ven un mayor riesgo de contagio por la intervención rusa en Ucrania, son de los países que más han aumento el gasto en defensa. Lituania registra el mayor aumento del gasto en defensa, que creció un 32,1 por ciento, hasta los 425 millones de euros frente a los 322 millones destinado en 2014 y Polonia, registra el tercer mayor aumento tras Luxemburgo hasta los 9.247 millones frente a los 7.565 millones.
En términos absolutos, España se mantiene como el cuarto país que más destina a defensa con 9.666 millones aportados en 2015, sólo por detrás de Francia (39.198 millones), Alemania (34.954 millones), Reino Unido (52.518 millones) e Italia (16.328 millones, frente a los 18.427 millones).
El gasto en inversión en defensa subió en España un 8% en 2014 hasta los 1.333 millones de euros frente a los 1.229 millones del año anterior, mientras que en el conjunto de los países de la EDA cayó un 8%.
Por lo que se refiere a la compra de equipos, el gasto en España subió un 11% en 2014 hasta los 1.257,8 millones frente a los 1.138 millones destinados un año antes, mientras que en el conjunto de países cayó un 14%.
En cambio, el gasto destinado a investigación y desarrollo en defensa cayó en España un 17% hasta los 75,4 millones en 2014 frente a los 90,8 millones destinados un año antes, mientras que en el conjunto de la EDA sube un 16%.
Por lo que se refiere al gasto destinado a programas colectivos europeos de adquisición de equipos, España lo subió un 34,9% hasta los 811,3 millones en 2014 frente a los 601,4 millones, frente a la subida media del 14,3% y, por el contrario, bajó un 21,9% el gasto en programas colectivos europeos de investigación y tecnología en defensa, hasta los 20,8 millones de euros frente a los 26,6 millones del 2013, mientras que en el conjunto de la EDA subió el gasto un 2,7%.
Los datos de la EDA muestran además la tendencia de los grandes países a reducir el número de militares desplegados en operaciones en el exterior, que cayó en España un 34% en 2014, hasta los 1.660 efectivos desplegados en el exterior frente a los 2.500 de 2013 y un 46% menos en el conjunto de países.
El coste de las operaciones en España cayó un 6% hasta los 734,1 millones en 2014 frente a los 778,7 millones del año anterior y un 25% en el conjunto de países.
Reino Unido pasó de tener 10.200 a 2.300 militares en operaciones en el exterior, mientras que Francia los redujo hasta los 8.752 frente a los 20.900 que mantenía desplegados en 2013 e Italia, por su parte, mantuvo 4.725 militares en el exterior en 2014 frente a los 5.270 del año anterior.