Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PKK suspende su retirada de territorio turco y advierte de que responderá a los ataques del Ejército

El líder del brazo armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Cemil Bayik, ha anunciado que el grupo ha suspendido su retirada de territorio turco y que sus milicianos responderán a todo ataque ejecutado contra la formación por parte de las Fuerzas Armadas, según ha informado el diario turco 'Today's Zaman'.
La semana pasada, Bayik advirtió de que el proceso de paz con el Gobierno turco estaba a punto de colapsar y afirmó que la formación podría lanzar nuevos ataques si Ankara no actuaba antes del 1 de septiembre para avanzar en los acuerdos.
"El Gobierno turco aún no ha actuado, lo que muestra que no busca una solución. Nos defenderemos. Detenemos la retirada. Si atacan, nos defenderemos. Si intensifican sus ataques, volveremos a enviar (a Turquía) a los grupos que fueron retirados al Kurdistán Sur --en referencia a la región semiautónoma del Kurdistán iraquí--", ha sostenido.
La retirada fue anunciada el pasado 21 de marzo por el líder del PKK, Abdulá Ocalan, desde la prisión turca en que cumple cadena perpetua desde 1999.
Las conversaciones de paz entre el PKK y el Gobierno turco comenzaron en octubre, con el objetivo de dar fin al conflicto que ha provocado más de 40.000 muertos en tres décadas, y que ha detenido el crecimiento de la región del sudeste de Turquía, de mayoría kurda.
El proceso de paz se ha convertido en una urgencia adicional para Turquía después de que las milicias kurdas comenzaran a luchar en la guerra civil del país vecino, en busca de una mayor autonomía en diferentes partes del norte de Siria, junto a la frontera.
Ankara teme que la violencia en sus intentos de conseguir una mayor autonomía puedan envalentonar al PKK en suelo turco, y acaben poniendo en peligro el proceso de paz.
Los líderes kurdos han hecho un llamamiento al Gobierno turco para llevar a cabo las reformas previstas en las conversaciones de paz con Ocalan, sin embargo, Ankara ha asegurado que para cumplir su parte del trato, los kurdos tienen que acelerar la retirada de su tropas del norte de Irak.
Estas reformas incluyen pasos para impulsar los derechos de la minoría kurda, incluyendo la abolición de la ley antiterrorista bajo la cual miles de kurdos han sido encarcelados por su relación con el PKK. A través de las reformas también podría garantizarse el derecho a recibir una educación en lenguaje kurdo, así como disminuir el número de votos que necesitan los partidos para entrar en el Parlamento.