Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PMA llama a actuar en Siria para "evitar la inanición inminente"

La directora de la agencia de la ONU reclama un alto el fuego que permita el reparto de ayuda
La directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, ha pedido este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU el apoyo y la acción de todos los miembros de Naciones Unidas para "evitar la inanición inminente de toda la gente de Siria".
Cousin ha denunciado los obstáculos a los que se enfrenta el PMA para poder trabajar en Siria debido al incumplimiento de las resoluciones de la ONU que llaman a "no impedir ni obstaculizar" la ayuda y ha lamentado que "el momento de llevar a cabo estas resoluciones ya haya pasado".
Según ha explicado, se han encontrado con muchos obstáculos como puestos de control, la presencia de fuerzas de seguridad en los almacenes y extensos procesos administrativos que les han impedido ayudar a más de 4,6 millones de personas que viven en zonas asediadas o de difícil acceso.
"Se estima que hay 18 zonas sitiadas y cerca de medio millón de personas completamente aisladas de los alimentos y otro tipo de asistencia humanitaria", ha denunciado.
Cousin ha explicado que, "es solo una cuestión de tiempo que las imágenes brutales que hemos visto estas últimas semanas vuelvan a golpearnos", haciendo referencia a la ciudad de Madaya, que situada en una zona rural de Damasco, tuvo a unas 40.000 personas atrapadas por la presión de las fuerzas del régimen de Bashar al Assad y del grupo libanés Hezbolá desde julio de 2015 hasta el 11 de enero de 2016, cuando recibieron la ayuda internacional.
"No permitamos que las poblaciones de otros lugares sufran la misma suerte que Madaya... si no la están sufriendo ya", ha reclamado. En este sentido, ha exigido que las organizaciones humanitarias tengan acceso total a todas las zonas de Siria, que cesen los ataques a la infraestructura civil, que se permita a los civiles circular libremente y que se levante el asedio a todas las zonas afectadas.
ALTO EL FUEGO
"Para prevenir una crisis humanitaria se requiere un alto el fuego incondicional y monitoreado que permita la entrega de alimentos y otro tipo de asistencia urgente a la población civil, que apoye las vacunaciones y otras campañas de salud", ha explicado Cousin.
"Esta es la única manera de acabar con el hambre y de tratar la desnutrición, niño por niño, adulto por adulto, pueblo por pueblo", ha sostenido.
Por último, la directora ejecutiva ha señalado que el PMA continuará ofreciendo su mejor servicio. "Vamos a continuar con nuestros firmes esfuerzos, agotando todos los medios a nuestro alcance, llegando a cada niño, mujer y hombre en Siria en donde podamos", ha asegurado.