Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PMA extiende su programa de asistencia alimentaria en Ucrania hasta junio

El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas (PMA) ha informado este lunes de que extenderá hasta junio de este año su programa de emergencia en el este de Ucrania, con el que proveerá de asistencia alimentaria a más de 260.000 personas afectadas por el conflicto. Para poder llevarlo a cabo, ha advertido, necesitan 35 millones de dólares (32 millones de euros).
"El conflicto actual está afectando a decenas de miles de personas que necesitan ayuda desesperadamente", ha denunciado el director de la oficina en Ucrania del PMA, Giancarlo Stopponi. Según ha estimado la organización, más de 1,5 millones de personas se han desplazado en Ucrania desde que comenzó en conflicto en 2014.
El PMA ha adelantado que se espera que la situación empeore durante el invierno. "Están atrapados, ya sea por el conflicto o porque han tenido que huir de sus hogares pensando que podrían volver en unos meses, y ahora están viviendo en condiciones muy duras, especialmente en invierno cuando las temperaturas son extremadamente bajas", ha asegurado Stopponi.
El principal objetivo es proporcionar asistencia alimentaria a los más vulnerables, como desplazados internos, repatriados, residentes que viven en zonas de conflicto y hogares dirigidos por mujeres, ha explicado la organización.
"El PMA se enfrenta a un gran desafío operativo para dar asistencia alimentaria a la gente más vulnerable, especialmente bajo condiciones climáticas severas", ha indicado Stopponi.
El organismo de Naciones Unidas ha informado de que ofrecerá comida a población particularmente vulnerable como ancianos, enfermos, aquellos que no puedan salir de Donetsk y Lugansk, que son zonas afectadas por el conflicto, y a los ciudadanos de la mayoría de las zonas no controladas por el Gobierno, al otro lado de la "línea de contacto".
Por otro lado, según ha explicado el PMA, asistirá con dinero en efectivo o cupones a la población de zonas seguras, en donde el suministro de comida es adecuado y los supermercados trabajan bien.