Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PRD asegura que el ex gobernador de Guerrero no huirá de México

Los manifestantes dicen que no pararán hasta ver a Aguirre "tras las rejas"
El Partido Revolucionario Institucional (PRD) de México ha asegurado este viernes que el ex gobernador de Guerrero Ángel Aguirre, que ha dimitido por la desaparición de 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) en el municipio de Iguala, no saldrá del país, ante las sospechas de que podría huir para eludir posibles responsabilidades penales por este caso.
El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, ha afirmado en una entrevista concedida a MVS que Aguirre no se irá ni de Guerrero ni de México, porque así se lo ha asegurado en la conversación en la que accedió a dejar el cargo.
"No me voy a ir de Guerrero, no voy a irme del país, voy a estar aquí, en mi tierra, pendiente de las investigaciones, para contribuir en todo lo que sea necesario y asumiendo cualquier responsabilidad, si la investigación lo determina", dijo Aguirre, según Navarrete.
Uriel Alonso Solís, del Comité Estudiantil de la Escuela Normal de Ayotzinapa, ha considerado que la renuncia del gobernador es insuficiente y ha advertido de que "no vamos a estar satisfechos hasta que se haga Justicia sobre él, tras las rejas".
Solís ha aclarado que solamente habrá celebraciones cuando encuentren con vida a sus 43 compañeros. "Entonces, diremos que somos victoriosos, mientras, no podemos alzar las manos al cielo y decir que vamos ganando", ha recalcado a Radio Fórmula.
DIMISIÓN ACONSEJADA
Además, Navarrete ha revelado que, tras hablar "con muchos 'perredistas'" y "pulsar las calles", pidió personalmente a Aguirre que saliera del Gobierno de Guerrero. "Le tuve que decir: 'Ángel, no es que se te acuse de ser el culpable, pero hay una sensación de que el Gobierno de Guerrero no hizo lo suficiente", ha dicho.
Navarrete se ha mostrado seguro de que el PRD ha tomado la decisión correcta, aunque ha reconocido que lo ha hecho con retraso. "Somos un partido sensible a la opinión de la población, escuchamos los reclamos y hubo que tomar esta decisión", ha relatado.
El líder del PRD también ha planteado la dimisión de Aguirre como "necesaria, dado que ya va a pasar un mes de estos amargos acontecimientos sin que encuentre a los 43 'normalistas' desaparecidos".
Interrogado sobre las consecuencias que este caso tendrá para el PRD en las urnas, ha confiado en que "cuando empiece la campaña electoral los guerrerenses sepan valorar esta actitud del PRD de dar la cara y de salir a decir: 'Estamos con ustedes, vamos a corregir el rumbo'".
CASI UN MES SIN NOTICIAS
Los 43 'normalistas' desaparecieron entre el 26 y el 27 de septiembre en el marco de una protesta contra al reforma educativa del Gobierno mexicano que desembocó en violentos enfrentamientos con la Policía que se saldaron con seis muertos y 25 heridos.
La Procuraduría General de la República (PGR) ha confirmado que el Gobierno y la Policía de Iguala estaban confabulados con el 'mini-cártel' Guerreros Unidos para hacer desaparecer a estos 43 'normalistas', por lo que las autoridades mexicanas intentan identificarlos entre los restos hallados en fosas comunes.
La PGR ha emitido órdenes de captura contra el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y su mujer, María de los Ángeles Pineda, que están en paradero desconocido. También acusa de este crimen al jefe de sicarios 'El Gil', así como al secretario de Seguridad Pública y al subjefe de la Policía municipal, Felipe Flores Velázquez y César Navas González.