Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSB se reúne para discutir el futuro de la campaña tras la muerte de Campos

La cúpula del Partido Socialista de Brasil (PSB) tiene previsto mantener este jueves una reunión para discutir, entre otras cuestiones, el futuro de la campaña para las elecciones presidenciales del 5 de octubre tras la repentina muerte del candidato Eduardo Campos.
El Tribunal Superior Electoral establece un plazo de diez días para la designación de una nueva candidatura, pero la campaña en televisión comienza ya el próximo martes.
Campos figuraba como el tercer aspirante con más opciones para los comicios, por detrás de la actual presidenta, Dilma Rousseff, y del candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aecio Neves.
El diputado Julio Delgado ha apuntado que, si de Campos dependiese, el PSB designaría como candidata a la exsenadora Marina Silva, hasta ahora aspirante a vicepresidenta, según el periódico 'O Globo'. El líder de la formación en la Cámara de Diputados, Beto Albuquerque, también ha apuntado que Silva sería la opción "natural".
Silva, antigua ministra de Medio Ambiente, es una figura popular en Brasil y ya obtuvo el 19,3 por ciento de los votos cuando fue candidata en el año 2010.
TAREAS DE BÚSQUEDA
Campos y otras seis personas murieron el jueves por la caída del avión en el que viajaban sobre una zona residencial de la ciudad de Santos, en el sureste de Brasil.
En la zona del siniestro, los trabajos de búsqueda han continuado durante toda la noche. Un forense de la Policía Científica, Antonio Nogueira, ha dado prácticamente por concluidas las tareas sobre el terreno y ha confirmado la localización de casi todos los restos humanos, según Agencia Brasil.
Las autoridades de aviación civil se encargarán ahora de analizar las principales piezas de la aeronave, aunque nadie se atreve por el momento a señalar un motivo. En este sentido, han apuntado la posibilidad de que las pesquisas se prolonguen durante meses.