Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cuerpo de Pablo Barbadillo presentaba "muchas mordeduras y picaduras"

Pablo Barbadillo Maestre desarrollaba un proyecto de investigación vinculado a la UAM en la selva de Perú. El pasado 4 de marzo se instaló al sur del país andino para trabajar junto al Centro de Investigación y Capacitación Río Los Amigos-Madre de Dios (CICRA). Desde allí trabajaba como investigador para realizar su doctorado tras haber recibido una ayuda de la UAM para Estancias de Investigación.El trabajo desarrollado por Barbadillo se centraba en el desarrollo sostenible de la zona.
La última vez que los familiares tuvieron noticias de Pablo Barbadillo fue el pasado 13 de abril. Tres días antes había alquilado una habitación para cinco días en un campamento minero de la zona, dentro de la selva amazónica, en el departamento peruano de Made de Dios.
El jefe de la Región Policial de Madre de Dios, Daniel Díaz, ha señalado que ese día "se le vio caminando al señor saliendo del hotel con una cámara fotográfica y un canguro (riñonera)". La policía está investigando si el estudiante logró contactar con un guía de la zona para internarse en la selva, como se conoce que intentaba hacer.
El lunes 21 de abril Pablo Barbadillo Maestre tenía que haber regresado el lunes 21 de abril a Puerto Maldonado, capital de Madre de Dios, para recoger un billete de avión hacia Cuzco. El 23 de abril tenía concertada una cita en esa ciudad con su director de tesis, el profesor de Ecología Humana de la UAM.
Al no acudir a la cita, el profesor Rubio viajó hasta Puerto Maldonado y de ahí a Pacal Guacamayo en busca de Pablo, Se dirigió al Centro de Investigaciones Capacitación Rió Los Amigos-Madre de Dios para hablar con sus compañeros, que comenzaron a manejar la hipótesis de que "se hubiera perdido". Fue entonces cuando se avisó a la Policía departamental.
A la espera de los resultados de la autopsia
Las fuerzas de seguridad peruanas iniciaron la búsqueda en la zona el día 26. El cuerpo de Pablo Barbadillo fue encontrado sin vida el martes en plena selva a unas seis horas de Puerto Maldonado, un tramo que debe ser cubierto por río y tierra. Los primeros indicios apuntan a que fue una muerte accidental, pero habrá que esperar a los resultados de la autopsia que será realizada en Puerto Maldonado.
Iván Maestre ha indicado que, según las últimas noticias que le han trasladado los padres del joven, las autoridades peruanas han informado de que el cuerpo no presenta signos evidentes de violencia. Se encuentra en un "estado de descomposición muy alto", con "muchas mordeduras y picaduras", según ha indicado.