Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Países Bajos investiga si Bakraoui fue deportado a Ámsterdam desde Turquía en 2015

El servicio antiterrorista holandés NCTB está investigando si Ibrahim Bakraoui, uno de los terroristas suicidas que perpetraron los atentados de Bruselas, fue deportado desde Turquía a Ámsterdam en 2015, según ha informado el portal de noticias DutchNews.
Este miércoles, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que Bakraoui fue interceptado en la frontera de Turquía con Siria en 2015 y que tanto Bélgica como Países Bajos fueron advertidos de que se trataba de un "combatiente extranjero", según la cadena de televisión holandesa Nos.
Erdogan afirmó que Bakraoui fue enviado a Países Bajos porque así lo solicitó, después de que Bélgica considerara que no tenía vínculos con el terrorismo. Tras llegar a Países Bajos, Bakraoui se trasladó a Bélgica de nuevo.
El ministro de Justicia belga, Koen Geens, ha confirmado que Bakraoui, de 29 años de edad, fue enviado a Países Bajos y ha asegurado que no se le consideraba un terrorista pero que estaba en libertad bajo fianza por otros delitos, según informa la cadena de televisión VRT.
Según el diario belga 'Standaard', Bakraoui fue condenado a nueve años de prisión en 2011 por robo con armas y salió en libertad bajo fianza en 2014.
El jefe del Departamento de Deportaciones de la Policía de Países Bajos, Erik Akerboom, ha asegurado que todavía quedan muchas preguntas por responder para aclarar lo sucedido. "Necesitamos establecer los hechos", ha dicho. "Algunas personas hablan de deportación pero otras dicen que fue devuelto. Son dos cosas distintas", ha explicado.
El abogado André Seebregts, que ha representado a varios yihadistas holandeses, ha afirmado que Turquía devuelve con frecuencia a algunas personas a Bélgica y Turquía. "No son arrestados cuando vuelven pero les visita un oficial de las fuerzas de seguridad para averiguar más sobre las razones de su viaje", ha señalado.