Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán colapsado por las protestas contra la ejecución de Mumtaz Qadri

Cientos de personas se han manifestado y han cortado algunas de las carreteras principales de Pakistán en protesta por la ejecución de Mumtaz Qadri hoy, condenado por el asesinato en 2011 del gobernador provincial Salam Tasser.

Qadri se había convertido en una de las imágenes del extremismo religioso en Pakistán al asegurar que cometió el asesinato por ser un "deber divino" durante la visita del gobernador a un mercado de Islamabad, formando parte del grupo de guardaespaldas que protegía al político.

Tasser se había granjeado las enemistades de los radicales al criticar las leyes relativas al delito de blasfemia (pidió el perdón de Asia Bibi, una cristiana condenada a muerte por insultar al profeta Mahoma) por discriminar a las minorías religiosas del país e impulsar medidas liberales para el país.