Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán ejecuta a un hombre condenado por el asesinato del gobernador de Punyab

Las autoridades de Pakistán han ejecutado a primera hora de este lunes a Mumtaz Qadri, un guardaespaldas del gobernador de la provincia de Punyab Salman Tasir condenado por su asesinato en 2011.
Según las informaciones facilitadas por el diario local 'Dawn', Qadri ha sido ejecutado en la cárcel de Adiala. Qadri confesó haber asesinado a Tasir por su llamamiento a reformar la ley contra la blasfemia en el país.
Qadri recibió una doble pena de muerte por terrorismo y asesinato, y, pese a que apeló, un tribunal superior ratificó en marzo de 2015 la condena, aunque desestimó los cargos de terrorismo.
Tasir era uno de los principales críticos de la ley de la blasfemia porque impone la pena de muerte y en muchos casos es usada para resolver disputas personales, sobre todo en las zonas menos desarrolladas de Pakistán.
El asesinato de Tasir puso en evidencia la lucha entre los elementos más conservadores y más liberales de la sociedad paquistaní. De hecho, Qadri fue recibido con pétalos en el juzgado, mientras que el juez que le condenó ha tenido que abandonar el país por amenazas de muerte.