Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán podría liberar a 12 presos talibán en los próximos días

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, ha aprobado la liberación de 12 talibán que permanecen encarcelados como parte de las medidas de buena voluntad que está realizando su gobierno en el marco de las conversaciones de paz con grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP).
El Ejecutivo ha definido a los talibán, que serán liberados en los próximos dos días, "milicianos sospechosos de bajo perfil" y forman parte de un gesto de buena voluntad de cara a las conversaciones de paz, según ha informado este domingo el diario paquistaní 'Dawn'.
Los líderes del TTP habían enviado una lista al Gobierno paquistaní de talibán encarcelados cuya liberación establecían como condición previa para continuar las negociaciones. "Ningunos de los que van a ser liberados son importantes", han asegurado fuentes cercanas a los talibán al periódico paquistaní.
Según estas fuentes, las conversaciones de paz podrían reanudarse poco después de que el primer ministro regrese de su viaje ogicvial a China. El secretario adjunto del primer ministro, Fawad Hasán Fawad, que ha viajado al país asiático, es uno de los representantes del Gobierno en las negociaciones.
Pese a la liberación de presos, el Gobierno no ha accedido a la demanda de los talibán de declarar una zona de paz en Waziristán del sur para facilitar el movimiento de los integrantes del grupo insurgente y que el TTP defiende como un posible punto de encuentro para la celebración de las conversaciones.
Durante las últimas semanas han fallecido decenas de combatientes talibán, como resultado de las distintas facciones de la insurgencia a cuenta de las diferencias en torno a las conversaciones de paz con el Gobierno de Pakistán.
Los choques enfrentan principalmente a rivales dentro de la tribu Mehsud, uno de los grupos de etnia pastún activos en zonas de Pakistán cercanas a la frontera con Afganistán. Los Mehsud, presentes en Waziristán del Sur, proporcionan a los talibán dinero y combatientes.