Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán afirma que la muerte del líder supremo de los talibán mina el proceso de paz en Afganistán

El asesor nacional de Asuntos Exteriores de Pakistán, Sartaj Aziz, ha afirmado este jueves que la muerte del hasta ahora líder de los talibán afganos, el mulá Ajtar Mansur, mina el proceso de paz en el país.
El mulá Mansur murió el fin de semana en un bombardeo estadounidense en la provincia paquistaní de Baluchistán. Los talibán confirmaron su muerte el miércoles y nombraron a Hebtaulá Ajundzada como su sucesor.
En sus declaraciones, recogidas por Radio Pakistán, Aziz ha sostenido que el proceso de paz ya se vio dañado el año pasado por el anuncio de la muerte del mulá Mohamad Omar, fallecido dos años antes y cuya muerte fue mantenida en secreto.
Asimismo, ha expresado su "gran preocupación" por el hecho de que Estados Unidos llevara a cabo el bombardeo contra el mulá Mansur en territorio paquistaní sin pedir permiso previo a Islamabad.
El Gobierno de Estados Unidos ha asegurado que la muerte del mulá Mansur habría despejado uno de los principales obstáculos al proceso de paz abierto entre el Gobierno afgano y un sector moderado talibán.
El mulá, como comandante en jefe de las milicias talibán, había descartado en múltiples ocasiones la participación de su grupo en las negociaciones. Sin embargo, por el momento se desconoce si Ajundzada respaldará el proceso, que se encuentra estancado.