Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán libera al segundo al mando de los talibán afganos para que colabore en el proceso de paz

El número dos de los talibán afganos, mulá Abdul Ghani Baradar ha sido puesto en libertad este sábado por las autoridades paquistaníes en respuesta a las peticiones afganas y con el objetivo de que se termine ejerciendo de mediador en las conversaciones de paz.
Baradar ha abandonado la prisión acompañado de una comitiva de seguridad y, a partir de ahora, tendrá libertad para reunirse y comunicarse con quien desee, según informó el medio paquistaní 'Express News'.
En declaraciones anteriores el asesor de Asuntos Exteriores del primer ministro, Sartaj Aziz, informó de que la liberación de Baradar, capturado en febrero de 2010 en la ciudad portuaria de Karachi, se había acordado durante la visita del presidente de Afganistán, Hamid Karzai, a Pakistán hace un mes.
El Gobierno de Pakistán también precisó que el 'número dos' de los talibán no sería llevado directamente a Afganistán, sino que permanecería en el país hasta que decidiese por sí mismo ir donde considerase necesario para iniciar el proceso de paz.
Islamabad lleva liberando a prisioneros talibán desde noviembre del año pasado. De los 33 excarcelados, ninguno se ha adherido públicamente al proceso de paz. Además, la influencia actual que Baradar pudiera ejercer hoy en día sobre sus compañeros está puesta en duda por las autoridades ya que lleva mucho tiempo alejado del frente.
No obstante, Baradar es uno de los cuatro hombres que fundaron el movimiento talibán en 1994 y está considerado un cercano aliado y uno de los comandantes en los que más confía el mulá Mohamed Omar, el líder espiritual de los talibán.