Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Panamá mantendrá el cierre de la frontera con Colombia

El Sistema Nacional de Migración de Panamá ha ordenado mantener vigente el cierre de la frontera con Colombia en la zona selvática de Darién, cierre que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, ordenó a principios del mes de mayo en respuesta a la masiva llegada de inmigrantes cubanos que buscan llegar a Estados Unidos.
El objetivo de mantener el cierre es, precisamente, seguir impidiendo a los emigrantes la entrada a Panamá, "puente" para llegar a suelo estadounidense, según ha informado la emisora colombiana Caracol Radio.
Así, el Gobierno panameño ha indicado que continuará la política de deportar e impedir "la entrada al territorio nacional" de todo aquel que busque entrar de manera irregular en el país.
Colombia ya expresó su preocupación ante esta medida, por un lado, por la ausencia de información de Panamá a Bogotá sobre la decisión de cerrar el paso fronterizo; por otro, debido al incremento de presencia militar y, por último, por la posibilidad de que esto provoque tensiones sociales en suelo colombiano.
ACUERDO CON MÉXICO
Varela anunció el cierre días después de que Panamá llegara a un acuerdo con México para evacuar cerca de la frontera con Estados Unidos a 3.500 inmigrantes cubanos que estaban varados en las lindes con Costa Rica desde diciembre.
Miles de cubanos abandonaron la isla el año pasado ante los intensos rumores que apuntaban a un cambio en la política migratoria de Estados Unidos que acabaría con los beneficios de los que goza esta comunidad respecto a otros extranjeros en el país.
El flujo incesante de cubanos llevó a varios países centroamericanos a cerrar sus fronteras para impedirles el paso, con lo que la mayoría se quedaron atrapados en las fronteras de Costa Rica, cuyo Gobierno ha reclamado desde entonces una solución concertada.