Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa reza ante el muro de las lamentaciones

Tras la visita a la Explanada de las Mezquitas, Benedicto XVI ha dedicado unos minutos a rezar ante el monumento más sagrado para los judíos y, cómo no, ha cumplido con la tradición de dejar una petición en un mensaje entre sus piedras, un mensaje de paz para Oriente Medio.
"Dios de todos los tiempos, en mi visita a Jerusalén, ciudad de la paz, casa espiritual de judíos, cristianos y musulmanes, pongo ante ti las alegrías, las esperanzas, los anhelos, las pruebas, los sufrimientos y las dificultades de todos los pueblos del mundo. Dios de Abraham, de Isaac, de Jacob, escucha los gritos de los afligidos, de los angustiados, de los desheredados. Manda la paz sobre Tierra Santa, sobre Oriente Medio y sobre toda la familia humana. Convierte los corazones de todos los que invocan tu nombre para que caminen humildemente por el sendero de la justicia y la caridad".
El Pontífice, que procedía de la Explanada de las Mezquitas, estuvo acompañado por el rabino jefe y el presidente de la fundación que gestiona el Muro Occidental de Jerusalén.
Esta es la segunda vez que una Papa visita el recinto sagrado judío, después de que Juan Pablo II lo hiciera en el año 2000 durante su peregrinación a los Santos Lugares con motivo del Jubileo de la Iglesia Católica.
Descontento de los medios Israelíes
En su primera jornada en Israel,  Benedicto XVI visitó ayer el Museo del Holocausto y encendió la llama del recuerdo en el  Yad Vashem . El papa Ratzinger, dedicó unos segundos a la oración por las víctimas del Holocausto y pidió que jamás  "un horror como el holocausto deshonre a la humanidad".
Los medios israelíes han mostrado su descontento generalizado con las palabras de Benedicto XVI. Afirman que  se quedó "corto" en su discurso ante el monumento a las víctimas del Holocausto y de su boca no salieron las palabras "perdón" ni "remordimiento".
"No pidió perdón", "No recordó (la responsabilidad) de los nazis" y "Se quedó corto", son algunos titulares hoy en los principales periódicos, que se vuelcan en sus portadas con la visita del Papa, aunque algunos le dan el titular principal a las nuevas imposiciones fiscales del Gobierno.