Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Park se disculpa públicamente por la respuesta gubernamental al hundimiento del 'Sewol'

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun Hye, se ha disculpado públicamente este martes por la respuesta gubernamental al hundimiento del 'Sewol' el 16 de abril, un desastre que se ha saldado por el momento con 193 muertos y más de cien desaparecidos.
"Pido disculpas por el fracaso a la hora de evitar el accidente y por la insuficiente respuesta inicial para confortar el dolor y el sufrimiento (de los familiares de las víctimas), aunque sea por un momento", ha dicho.
"Pido disculpas a la gente por la pérdida de muchas preciosas vidas", ha agregado, en las primeras disculpas presentadas por la mandataria desde el suceso, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.
Park ha afirmado además que creará un ministerio que se encargará de este tipo de accidentes a gran escala y que estará bajo las órdenes del primer ministro.
"Debemos tener una determinación firme para mejorar el sistema de seguridad de Corea del Sur. El Gobierno en pleno debe proponer medidas de seguridad con la voluntad de remodelar el país desde el inicio", ha remachado.
El hundimiento del 'Sewol' ha provocado que el primer ministro surcoreano, Chung Hong-Won, haya presentado su dimisión a raíz de las críticas que ha recibido el Gobierno en el manejo del desastre.
El mandatario realizó el sábado un breve anuncio en el que explicó que mantener su puesto se ha convertido en "una carga demasiado pesada", a raíz de las numerosas críticas a las que se ha enfrentado por el manejo de la crisis tras el hundimiento de la embarcación.
El Gobierno surcoreano ha recibido numerosas críticas, debido a la lentitud en las tareas de rescate de los cuerpos, debido al empeoramiento de las condiciones climáticas, además de los frecuentes cambios en las informaciones proporcionadas por las autoridades.
El ferry, de 6.825 toneladas, y que hacía la ruta desde la ciudad portuaria de Incheon hasta la isla turística de Jeju, se hundió el pasado miércoles frente a la isla de Jindo (suroeste). La mayoría de los pasajeros eran de nacionalidad surcoreana, aunque entre los fallecidos ya confirmados figuran al menos tres extranjeros.
El buque fue construido en Japón en 1994 y tiene 146 metros de eslora, 22 de ancho, pesa 6.325 toneladas y tiene una capacidad máxima para 921 personas, 180 vehículos y 152 contenedores.
Las operaciones se han centrado en las tareas de búsqueda, recuperación e identificación de los cadáveres, mientras que las esperanzas de encontrar supervivientes han disminuido drásticamente después de que los equipos de rescate no hayan conseguido encontrar ninguna persona con vida desde el hundimiento.
En la búsqueda participan 212 barcos, 34 aviones y 550 efectivos de emergencia. Asimismo, desde el Gobierno se ha indicado que solo se sacará a flote el ferry si las familias de las víctimas dan su consentimiento.
La familia que tiene la mayoría de las acciones en la empresa que controla la naviera que operaba el 'Sewol', Cheonghaejin Marine Co, asumirá la responsabilidad social y legal por la tragedia, según indicó el jueves su abogado.