Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento británico rinde un sentido homenaje a Jo Cox, víctima política del referéndum del 'Brexit'

Los diputados del Parlamento británico han rendido este lunes un emotivo homenaje a la diputada laborista Jo Cox, asesinada el pasado 16 de junio por su activismo en favor de la continuidad de Reino Unido en la UE en el referéndum del 'Brexit' que se celebrará el 23 de junio.
El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha recordado a Cox, cuya muerte debería abrir una nueva etapa de "política más amable y educada" y ha emplazado a sus colegas a "no azotar el odio". Corbyn ha calificado el asesinato de Cox como "violencia política extrema".
"Jo Cox no solo creía en amar a su barrio, sino también en amar el barrio de su vecino. Veía un mundo de vecinos y creía que todos cuentan por igual", ha afirmado, según recoge el diario británico 'The Guardian' en su edición digital.
Corbyn ha recordado que Cox defendió a los refugiados, a los palestinos y luchó contra la islamofobia. "Su integridad y talento eran conocidas por todos los de esta cámara", ha apostillado.
También ha intervenido el primer ministro y líder del Partido Conservador, David Cameron, quien ha destacado su energía, capaz de "iluminar las vidas de todos" y "salvó la vida a muchos a los que ni siquiera conoció".
"Era de corazón humanitario, una activista apasionada y brillante cuya determinación la llevaba continuamente a plantear temas en la agenda y a hacer a la gente escucharla y actuar", ha añadido Cameron ante una audiencia casi unánimemente portadora en la solapa de la rosa blanca de York, símbolo de Yorkshire, región de la que era originaria Cox.
También se pudieron ver algunas rosas rojas, símbolo del Partido Laborista, y una de las imágenes más icónicas ha sido el escaño vacío de Cox con dos rosas, una blanca y otra roja.
Cameron ha elogiado además su trabajo para concienciar de los crímenes de guerra en Sudán y República Democrática del Congo, especialmente la "despreciable práctica de la violación durante la guerra", la reducción de la mortalidad en el parto y en apoyo a los refugiados que huyen de Siria.
"Hay gente que hoy en día en nuestro planeta que está viva gracias a Jo", ha añadido, al tiempo que ha recordado su compromiso con la democracia y su pasión feminista.
Tanto Cameron como Corbyn han destacado también la intervención de Bernard Kenny, un anciano de 77 años que intentó proteger a Cox de la agresión que acabó con su vida.