Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parlamento ecuatoriano aprueba sin votos en contra una declaración de rechazo a las "amenazas" de Londres

La Asamblea Nacional ecuatoriana ha aprobado, por 73 votos a favor, siete abstenciones y ningún voto en contra de los 80 parlamentarios presentes, una declaración de rechazo a las "amenazas" del Gobierno de Reino Unido al Ejecutivo ecuatoriano por su decisión de conceder asilo político al fundador de Wikileaks, Julian Assange.
"El Pleno de la Asamblea Nacional condenó y rechazó las amenazas de uso de la fuerza del Gobierno del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, al pretender irrumpir en la Embajada del Ecuador en Londres, ya que ello constituiría un atentado a la soberanía nacional y una violación de los principios del derecho internacional consagrados en la Carta de las Naciones Unidas", ha informado el Parlamento ecuatoriano en un comunicado publicado en su página web oficial.
El Pleno de la Asamblea Nacional ha decidido además agradecer "todas las iniciativas diplomáticas de respaldo" que ha recibido el Gobierno, entre ellas las de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Unión de las Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Organización de Estado Americanos (OEA).
La Cámara ha recomendado al Ejecutivo que pida una "reunión urgente" del Consejo de Seguridad de la ONU para evitar que Reino Unido cumpla su amenaza del "uso de la fuerza" para entrar "ilegalmente" en la Embajada de Ecuador en Londres, una acción que, a su juicio, supondría una violación de la Convención de Viena.
En este sentido, el Parlamento ecuatoriano ha incidido en que la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas "está por encima" de las leyes nacionales de los países y, en particular, respecto de la Ley sobre Instalaciones Diplomáticas y Consulares de 1987, que es la norma en la que el Gobierno de Londres pretende ampararse en caso de irrumpir en la Embajada ecuatoriana.
Entre otras normas y tratados internacionales, el Parlamento ecuatoriano ha subrayado en su declaración que la Carta de Naciones Unidas establece que los miembros de la ONU "se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado o en cualquier otra forma incompatible con los propósitos de las Naciones Unidas".