Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento endurece las penas contra los que atenten contra la integridad de Ucrania

El líder comunista acusa a los nacionalistas de haber dado ejemplo con la toma de edificios durante las protestas
El Parlamento ucraniano ha aprobado este martes, tras una agitada sesión, una ley que endurece las penas en el marco del Código Penal para aquellos que cometan delitos contra la seguridad y la integridad de Ucrania.
En virtud de esta ley, que ha contado con el respaldo de 231 parlamentarios, las acciones intencionadas con el fin de cambiar las fronteras de Ucrania en violación del procedimiento fijado por la Constitución, así como los llamamientos públicos o la distribución de material que inste a cometer estos actos serán castigados con penas de cárcel de entre 3 y 5 años, frente a los 3 años máximos anteriores, informa la agencia Ukrimform.
En los casos en que este tipo de acciones provoquen muertes u otras consecuencias serias serán penadas con entre 10 y 15 años de cárcel o incluso la cadena perpetua, frente a las penas de entre 7 y 12 años de prisión anteriores.
Asimismo, se incluye un delito por impedir que las Fuerzas Armadas y del orden lleven a cabo sus actividades legítimas, que podrá ser castigado con entre 5 y 8 años de cárcel. Si estos actos provocan muertos u otras consecuencias graves, la pena de cárcel será de entre 8 y 15 años.
ENFRENTAMIENTO EN LA RADA
Durante la sesión en la Rada se ha producido un altercado entre los diputados del Partido Comunista y los del partido nacionalista de extrema-derecha Svoboda. Según informa Interfax, el líder de los comunistas, Petro Simonenko, ha acusado a Svoboda de estar detrás de la actual situación que atraviesa el país.
Según Simonenko, las autoridades no han escuchado las demandas de las regiones del este del país, en particular la cuestión de la federalización del estado. Asimismo, ha acusado a los nacionalistas de haber dado el ejemplo a otros grupos sobre la toma de edificios oficiales.
"Los caballeros nacionalistas tomaron edificios del Servicio de Seguridad Ucraniano (SBU), de la Policía, que tomaron arsenales y se hicieron con armas", ha recordado el líder comunista, en referencia a las protestas que culminaron con la caída del presidente Viktor Yanukovich.
"Hoy, miles de pistolas están en manos de aquellos que ya han formado bandas (...) ¿no disteis un ejemplo de este escenario?", ha preguntado a los diputados de Svoboda. "Así que resulta que no estábais cumpliendo con el guión estadounidense, estábais cumpliendo con el guión de la Federación Rusa de destruir la independencia de Ucrania y dividir Ucrania", ha denunciado.
Ante estas acusaciones, un grupo de parlamentarios de Svoboda, así como varios diputados independientes, se han dirigido a la tribuna y han empujado a Simonenko, lo que ha provocado que los comunistas y otros diputados también hayan abandonado sus asientos y se haya producido un altercado entre una quincena de ellos. Según Interfax, la televisión de la Rada ha suspendido temporalmente la retransmisión.