Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento kazajo aprueba una amnistía para 16.000 presos

El Parlamento de Kazajistán aprobó este miércoles la concesión de la amnistía para 16.000 presos con motivo de la celebración del vigésimo aniversario de la independencia del país.
La amnistía, aprobada mayoritatiamente por la Cámara Baja, deberá pasar todavía por el Senado y posteriormente deberá ser ratificada por el presidente, Nursultan Nazarbayev. El aniversario de la independencia se celebrará el 16 de diciembre.
La población carcelaria de Kazajistán es, en la actualidad, de 45.859 personas, que se unen a las 6.605 que cumplen prisión preventiva, según datos del Ministerio del Interior.
La amnistía beneficiará a los condenados a menos de cinco años de cárcel y a los delincuentes juveniles, a las mujeres con hijos o embarazadas, a los pensionistas y a los discapacitados, así como a los presos preventivos, según precisó ante el Parlamento el viceministro de Justicia, Amirjan Amanbayev.
Amanbayev no precisó si entre los beneficiados figura el activista de Derechos Humanos kazajo Yevgeny Zhovtis, condenado a cuatro años de cárcel por la muerte de un peatón mientras conducía en su automóvil. Las organizaciones de Derechos Humanos han denunciado que el proceso careció de garantías y tuvo motivos políticos.
AMENAZAS ISLAMISTAS
Por otra parte, una organización islamista desconocida ha amenazado con tomar las armas si el Gobierno kazajo no retira la nueva ley que prohíbe rezar en los edificios del Estado y que obliga a los misioneros a registrarse. Kazajistán es el país con mayor número de musulmanes de las antiguas repúblicas soviéticas del centro de Asia.
Según el centro de Inteligencia norteamericano SITE, un grupo autodenominado 'Yund al Jilafá' ('Soldados del Califato') ha emitido un vídeo, fechado el 21 de octubre, en el que se aprecia a cuatro hombres enmascarados y armados con subfisiles ametralladores y con un lanzagranadas.
Los cuatro hombres reclaman al Gobierno que retire la ley, ya que, en caso contrario, se verán "obligados" a actuar. "Sabed que la política que seguís es la misma que se aplicó en Túnez, Libia y Egipto, que, como habréis visto, solo ha causado pérdidas a quienes la habían llevado a cabo", añaden.