Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Partido Nacional centrará sus esfuerzos en conseguir la mayoría en el Senado

El Partido Nacional (PN) de Luis Lacalle Pou centrará sus esfuerzos de cara a la segunda vuelta, en la que Tabaré Vázquez, del gobernante Frente Amplio (FA), y Lacalle Pou se enfrentarán por la Presidencia de Uruguay el próximo 30 de noviembre, en conseguir la mayoría en el Senado, tras perder la Cámara de Diputados a favor del FA.
Según han informado al diario uruguayo 'El Observador' fuentes del PN, que se reunió el lunes para fijar su estrategia de cara a la segunda vuelta electoral, el objetivo prioritario será alcanzar la mayoría en el Senado.
Los 'blancos' basarán su estrategia electoral en el mensaje de que "no es bueno que el país sea monocolor", que, de ganar el FA el 30 de noviembre, tendrá el control del Gobierno, con presidente y vicepresidente, y del Congreso, con Cámara de Diputados y Senado.
El FA aseguró la cámara baja, con 99 diputados, en la primera vuelta del 26 de octubre, aunque solo por un puñado de votos que le dieron el deseado escaño 50. El PN se quedó con 32 asientos y, su aliado natural, el Partido Colorado, 13, haciendo imposible una coalición parlamentaria de mayoría.
Sin embargo, la composición del Senado, formado por 30 legisladores, quedó en el aire. El FA sumó 15 escaños, el PN consiguió 10, los 'colorados' se adjudicaron cuatro y los independientes obtuvieron uno. Así las cosas, el color político del vicepresidente, que ostenta la Presidencia de la cámara alta, decantará la balanza.
"Aparentemente el FA ganó la mayoría en Diputados y en el Senado no la tiene; solo la obtendrá si gana, por lo que la victoria de Luis Lacalle Pou es la garantía de diálogo y negociación", ha dicho el diputado 'blanco', Álvaro Delgado.
Para conseguir la victoria en segunda vuelta, será clave el apoyo del Partido Colorado (PC), cuyo líder, Pedro Bordaberry, ya se lo ha garantizado al PN, y el del Partido Independiente (PI), aunque su jefe de filas, Pablo Mieres, aún no se ha decidido.