Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pekín denuncia la "maleducada interferencia" del Parlamento Europeo

La portavoz del Ministerio de Exteriores, Jian Yu, ha expresado la "indignación" de las autoridades chinas hacia el Parlamento Europeo por "interferir de forma maleducada en los asuntos internos de China". Consideran que "hieren los sentimientos del pueblo chino, confundiendo el blanco con el negro", según declaraciones recogidas por la agencia de noticias Xinhua.

Jian Yu ha realizado estas declaraciones por la resolución del Parlamento que insta a los países europeos a boicotear los Juegos Olímpicos si China no restablece el diálogo con el Dalai Lama.

"Instamos enérgicamente al Parlamento Europeo a que respete los hechos, deje de interferir en los asuntos internos de China, deje de provocar y se olvide del doble rasero en los asuntos humanitarios", añadió.


El presidente de China, Hu Jintao ha declarado que el conflicto en el Tibet no tiene nada que ver con el problema religioso, ni étnico ni de derechos humanos, si no con la preservación de la "madrepatria". Lo ha asegurado este sábado el presidente chino poco antes de que la llama olímpica llegue a Tanzania.

El mandatario chino ha explicado la posición de Pekín, tras los críticas y las peticiones de numerosas políticos personalidades de boicotear la inaguración de los JJOO. Jintao, reunido con el presidente de Australia, Kevin Rudd en el Foro económico de Boao, ha afirmado estar listo para encontrarse con el líder espiritual del Tíbet, siempre y cuando no insista en "incitar a la violencia" y "dividir el país". Una cuestión de unidad nacional
Las protestas de los monjes tibetanos, iniciadas el pasado 10 de marzo en Llasa, han tenido amplia repercusión en todo el mundo. Para Pekín se ha convertido en una pesadilla el recorrido de la antorcha olímpica con imnumerables incidentes de protesta por la política china en Tíbet.
Este viernes, el Dalai Lama ha vuelto a subrayar en la cadena estadounidense NBC la importancia de "no boicotear los JJOO", además de mandar un mensaje a China en el que reitera que él "no está buscando la separación de Tíbet".
ZA/LMJ