Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Peña Nieto promete que "todo el peso de la ley" caerá sobre los culpables de las desapariciones de Iguala

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha prometido que las autoridades hallarán a los culpables de la desaparición de 43 estudiantes en Iguala (estado de Guerrero) y ha advertido de que sobre ellos caerá "todo el peso de la ley".
Peña Nieto, que ha aprovechado en los últimos días sus apariciones para defender su compromiso con el caso de Iguala, ha reiterado su solidaridad con las familias de los desaparecidos durante un acto para conmemorar el sufragio femenino. "No estamos satisfechos debido a que hay madres de familia angustiadas por no saber dónde se encuentran sus hijos", ha lamentado.
El mandatario mexicano ha recordado que la Procuraduría General de la República (PGR) ha constatado algunos "avances" que "arrojan nuevas líneas de investigación". En base a estos pasos, Peña Nieto confía en "dar muy pronto" con el paradero de los 'normalistas', término por el que se conoce popularmente a los estudiantes de magisterio.
Para el presidente, los hechos de Iguala suponen una "prueba" para las instituciones y la ciudadanía y, de cara al futuro, ha insistido en que este tipo de crisis llevan a México a "redoblar el paso" frente a la violencia. "La violencia, venga de donde venga, es contraria a lo que somos como país", ha subrayado.
DESAPARECIDOS
Varios centros educativos se han sumado este miércoles a un paro nacional para aumentar la presión sobre las autoridades mexicanas, a las que reclaman que resuelvan el caso de los 43 'normalistas' que desaparecieron el pasado 27 de septiembre tras un enfrentamiento con policías.
Desde entonces, las fuerzas de seguridad intentan localizarles. Se sospecha que han sido víctimas de la organización criminal Guerreros Unidos, a la que algunos señalan como el brazo armado de los gobiernos municipales de la zona.
La Procuraduría descartó el martes que 28 cuerpos hallados en fosas comunes de Iguala correspondieran a los estudiantes desaparecidos. Quedan por identificar, sin embargo, más restos humanos localizados en otras fosas durante las últimas semanas.