Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pena de muerte para el terrorista acusado del ataque a Bombay de 2008

El pasado día 3, Kasab había sido hallado culpable de unos 80 cargos, entre ellos los de asesinato, conspiración y guerra contra la India, por una serie de ataques que se cobraron la vida de 166 personas.
Por estos cuatro cargos, el paquistaní fue sentenciado a la horca por el juez especial M.L. Tahilyani, quien consideró que esta sentencia era inevitable teniendo en cuenta las muchas agravantes que concurrían en sus crímenes, explicó a las puertas del tribunal el fiscal del caso, Ujjwal Nikam.
Fueron tres días de asalto de un comando de diez terroristas a la ciudad portuaria de Bombay, entre el 26 y el 29 de noviembre de 2008.
Kasab, que fue detenido el día que se iniciaron los ataques, fue sentenciado también hoy a cinco cadenas perpetuas por otros tantos cargos, entre ellos los de intento de asesinato, secuestro y empleo de explosivos.
Llanto en la sala
Según el relato de la cadena delhí NDTV, el condenado rompió a llorar al conocer su castigo, una actitud que contrastó con la indiferencia con la que había escuchado su condena el pasado día 3 y con la que siguió todo el proceso judicial.
El juez destacó la "depravación excepcional" demostrada por Kasab, quien disparó indiscriminadamente contra sus víctimas, incluidos niños y mujeres, por lo que consideró que la pena de muerte está en proporción a los crímenes cometidos.
La "brutalidad" del ataque "no se puede expresar con palabras", añadió el magistrado, para quien Kasab perdió todo derecho a cualquier "trato humanitario" o "benevolencia" por parte de la Justicia india.
El fiscal salió de la corte haciendo el signo de la victoria y portando un fotomontaje de una horca y el condenado Kasab.
Nikam se declaró "muy contento" con la sentencia que, añadió, ayudará a mitigar el dolor de las víctimas del atentado, según las declaraciones retransmitidas en directo por NDTV.
El tribunal consideró probado que el ataque a Bombay fue planificado y ejecutado por miembros del grupo separatista cachemir con base en Pakistán Lashkar-e-Toiba (LeT).
El juez rechazó la argumentación de la defensa de Kasab en el sentido de que el terrorista había sido adoctrinado religiosamente, y opinó en cambio que se unió al LeT voluntariamente.
En una primera reacción del Gobierno, el ministro de Exteriores, S.M. Krishna, dijo que la sentencia es la "más apropiada" al caso.
Krishna consideró que a la luz de esta sentencia y de las investigaciones que siguen en marcha sobre el caso, Pakistán debería responder a la petición india de extradición de los "conspiradores" del atentado.
Junto al juicio en la India, que resultó en la condena de Kasab y la absolución de dos indios acusados de dar apoyo logístico al comando, siete personas fueron procesadas en Pakistán en noviembre del año pasado, entre ellas el comandante del LeT y presunto cerebro del ataque, Zakiur Rehman Lakhvi.
En el atentado fueron atacados varios hoteles. Muchos españoles tuvieron que ser evacuados del país a toda prisa. En aquel momento había una delegación de políticos y cargos públicos españoles, entre ellos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que a su llegada a España relató el horror.