Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Pentágono inicia un investigación penal sobre la filtración de documentos sobre Afganistán

la investigación se centrará "en un espectro más amplio" de personas que pudieron ser la fuente de la filtración. Foto: AP.telecinco.es
El Pentágono ha anunciado este martes la apertura de una investigación penal sobre la fuente que facilitó los documentos clasificados que filtró el fin de semana la organización "Wikileaks". El coronel David Lapan, portavoz del Pentágono, indicó que la investigación correrá a cargo de la división investigadora del Ejército de Tierra. Horas después, Barack Obama se declaraba "preocupado" por la filtración, si bien restaba importancia a las revelaciones de esos documentos al indicar que las informaciones son antiguas y sólo contienen "los mismos desafíos que nos llevaron a poner en marcha una nueva estrategia" en diciembre pasado. "
Esta misma división llevó a cabo la investigación sobre el analista de inteligencia Bradley Manning, de 22 años, acusado el mes pasado de filtrar otros documentos a la página de internet de "Wikileaks".
 
Según Lapan, no está claro si las docenas de miles de documentos divulgados el pasado domingo proceden de Manning o su filtración es responsabilidad de otra persona.
 
El lunes, el portavoz había indicado que la filtración podía haber sido obra de cualquier persona con autorización para acceder a documentos secretos.
 
En sus declaraciones, Lapan indicó que la investigación se centrará "en un espectro más amplio" de personas que pudieron ser la fuente de la filtración.
 
"La investigación no se centrará sobre un individuo en particular, tiene un espectro más amplio", declaró el portavoz.

"Wikileaks", una organización que se dedica a denunciar en internet malas prácticas, publicó el domingo por la noche en su página de la red la mayor parte de los documentos, bajo el título "Diario de la Guerra Afgana".
 
Estos documentos abarcan desde enero de 2004 hasta 2010, según indica la organización.
 
El Gobierno norteamericano resta importancia a lo filtrado
 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha declarado "preocupado" por la filtración. En una breve declaración a la prensa en la Casa Blanca tras una reunión con los dirigentes del Congreso de EEUU, Obama restó importancia a las revelaciones de esos documentos al indicar que las informaciones son antiguas y sólo contienen "los mismos desafíos que nos llevaron a poner en marcha una nueva estrategia" en diciembre pasado. "Por eso elevamos nuestro compromiso" con la guerra y la dotación de tropas, que ha aumentado en 30.000 soldados más desde la adopción de la nueva estrategia.
Entre otras cosas, los informes militares revelan operaciones encubiertas, muertes de civiles de las que nunca se informó públicamente y denuncian la ayuda de los servicios secretos paquistaníes al movimiento talibán.
 

 Este lunes, el  portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, ya había indicado que los documentos, informes de campo redactados por soldados sobre el terreno, "no contienen grandes nuevas revelaciones" pero sí detallan "nombres, operaciones, personal".