Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Pentágono investigará el vídeo de la muerte del fotógrafo de Reuters en Irak

El Ejército de Estados Unidos ha asegurado a la agencia Reuters que volverá a investigar el vídeo difundido por la web WikiLeaks, en el que se ve a un helicóptero estadounidense disparando contra un grupo de iraquíes en Bagdad, entre los que se encuentra un fotógrafo de la propia agencia, Namir Noor-Eldeen, y su conductor, Saeed Chmagh. Varias organizaciones de periodistas, como Reporteros Sin Fronteras (RSF), el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional de la Prensa (IPI), han denunciado la falta de transparencia por parte del Gobierno de Barack Obama.
"Vamos a reabrir la investigación por una cuestión de reglas de enfrentamiento. ¿Todas las acciones que se muestran en ese vídeo cumplen con las reglas de enfrentamiento en ese momento?", ha dicho un funcionario militar en condición de anonimato del Comando Central de EEUU, que supervisa la guerra en Irak.
El mismo funcionario ha confirmado a Reuters, agencia en la que trabajaba el fotógrafo asesinado, que se revisarán los hechos y se buscará confirmar la autenticidad del vídeo.
Después de hacerse público el vídeo, el portavoz del Comando Central ha asegurado que las fuerzas estadounidenses no eran conscientes de la presencia del reportero gráfico y su conductor y que pensaron que se trataba de insurgentes iraquíes armados.
Los periodistas, críticos
RSF ha criticado con dureza la actitud estadounidense. "El Gobierno debe hacer públicos los documentos relativos a las violaciones de derechos humanos cometidas bajo su autoridad", señala en un comunicado publicado a raíz de la difusión de un vídeo en el que se cuestiona la versión oficial de EEUU en torno a un ataque aéreo ocurrido en Bagdad en 2007.
Por su parte, el Instituto Internacional de la Prensa (IPI) instó al Gobierno de Estados Unidos a investigar los hechos.
De acuerdo con la página web de la ONK Wikileaks, que difundió el vídeo, en una investigación de los hechos efectuada tras una solicitud de Reuters, el Ejército estadounidense concluyó que los soldados actuaron de acuerdo con las normas establecidas. "No obstante, el Ejército declinó publicar información sobre cómo los profesionales de prensa fueron asesinados", añade el instituto internacional, una red mundial de propietarios y directores de medios de información.