Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Pentágono critica la publicación de un mapa con puestos militares de EEUU en Siria por un medio estatal turco

El Pentágono ha criticado este miércoles la publicación por parte de un medio de comunicación estatal turco de un mapa que incluye la posición de puestos militares estadounidenses en el norte de Siria.
La agencia estatal turca de noticias, Anatolia, publicó un mapa en el que aparecen diez localizaciones en las que habría bases estadounidenses, en las zonas que se encuentran bajo control de las fuerzas kurdas.
Un portavoz del Pentágono ha afirmado que "sería preocupante que oficiales de un aliado de la OTAN pongan en peligro de forma deliberada a las fuerzas estadounidenses publicando información sensible".
El portavoz no ha identificado la fuente que facilitó el mapa ni ha confirmado si la información contenida por el mismo es exacta, según ha informado la emisora estadounidense Voice of America.
Turquía ha criticado en numerosas ocasiones el respaldo estadounidense a las kurdas Unidades de Protección Popular (YPG), a las que Ankara considera como un grupo terrorista vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).
Las YPG son parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) que combaten contra Estado Islámico con el apoyo aéreo de la coalición que encabeza Estados Unidos para expulsar a Estado Islámico de Raqqa, su principal bastión en Siria, y otras zonas del norte y el noreste del país.
Las tropas turcas se desplegaron el año pasado en el norte de Siria para respaldar la ofensiva del Ejército Libre Sirio (ELS) contra Estado Islámico para alejar al grupo yihadista de la frontera común y crear una cuña entre las zonas controladas por las fuerzas kurdas.
El líder de las YPG, Sipan Hemo, afirmó a principios de julio que el despliegue militar turco cerca de las áreas kurdas del noroeste de Siria equivale a una declaración de guerra.
El Ejército turco y las YPG han intercambiado disparos de artillería en los alrededores de Afrin en las últimas semanas, en medio de un aumento de tensión en la zona entre ambas partes, aliadas de Estados Unidos.
Sin embargo, el viceprimer ministro turco Numan Kurtulmus aseguró que el despliegue "no es una declaración de guerra", si bien ha manifestado que Ankara "está haciendo preparativos ante potenciales amenazas".
"El objetivo principal (de las YPG) es una amenaza a Turquía, y si Turquía ve movimientos en el norte de Siria que sean una amenaza, responderá", dijo, en referencia a la intención de la guerrilla de establecer una zona autónoma kurda en el norte y el noreste del país árabe.
En esta misma línea se expresó el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que ha manifestado que Ankara podría llevar a cabo operaciones terrestres contra las fuerzas kurdas con el respaldo del ELS, al que apoya Turquía.