Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Perú pone término al pacto con el FMI gracias a la fuerza de su economía

El país no ha usado los préstamos puestos a su disposición por la entidad financiera, sino que empleó los pactos "para dar una señal a los mercados de su compromiso para mantener políticas prudentes", indicó Martín Cerisola, el encargado de Perú en la entidad. EFE/Archivotelecinco.es
El Gobierno de Perú puso término a más de una década de acuerdos crediticios con el FMI y pese a la crisis financiera decidió no renovar su pacto con la entidad, gracias a la fuerza de su economía, según informó hoy el organismo.
A juicio del Fondo Monetario Internacional (FMI) el país suramericano encara con una posición "formidable" la crisis económica, que tendrá un impacto "moderado" en su crecimiento, dijo a la prensa Martín Cerisola, el encargado de Perú en la entidad.
Esa situación ha permitido a las autoridades del país comunicar al Fondo que después de "entre 10 y 15 años" de acuerdos crediticios con el organismo no tienen intención de firmar uno nuevo, anunció Cerisola.
El país no ha usado los préstamos puestos a su disposición por la entidad financiera, sino que empleó los pactos "para dar una señal a los mercados de su compromiso para mantener políticas prudentes", pues el FMI revisaba periódicamente su desempeño, explicó el funcionario.
Desde ahora su ancla será el grado de inversión, obtenido por Perú el año pasado y que le coloca bajo la lupa de las agencias de calificación de riesgo, dijo Cerisola.
Como el resto de los países miembros del FMI, Perú seguirá sometiéndose a las revisiones anuales de su economía.
El martes, el Fondo divulgó ese examen, en el que prevé que la economía del país andino se ralentice en el 2009 hasta el 6 por ciento, con un bache en la primera mitad del año y una recuperación en el último semestre.
Cerizola afirmó que a medida que caiga la inflación hasta el margen del 1 al 3 por ciento, como se espera, el banco central podrá bajar los intereses.
Respecto a las tasas cambiarias, el experto del FMI señaló que "hay espacio para que el sol se empiece a apreciar respecto al dólar", en vista de la reducción de la deuda peruana en los últimos años y el elevado crecimiento de su economía.
Cerizola también expresó el respaldo del organismo al programa anticrisis adoptado por el Gobierno de Alán García, que tildó de "prudente".
"El plan ha funcionado muy bien", señaló Cerizola, pues ha tranquilizado al sector privado al garantizar el aumento de la inversión pública, en su opinión.
El plan prevé que el Gobierno desembolse 18.000 millones de soles (unos 6.000 millones de dólares) este año.
En este sentido, recomendó al país que mantenga su énfasis en el gasto social y en infraestructura, pero que no baje los impuestos como forma de estimular la economía.
Cerizola dijo que el Gobierno debe vigilar para que no caiga la recaudación más de lo esperado con la ralentización de la economía, dado que el país es uno de los que menos tributos recoge en la región.