Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Phillip Garrido, un largo historial de secuestros y violaciones

Según informa la policía local, en 1972 Garrido fue arrestado y acusado de abusar de una niña de 14 años. Al parecer, la drogó y después la llevó a un motel de Antioch donde la violó. El acusado se libró de esta causa porque la joven se negó a declarar y los cargos fueron retirados. La policía asegura que hace poco tiempo interrogaron a la joven y pudieron atar cabos.
Además, ha Garrido se le imputan más casos de violación. En 1976 fue condenado por secuestrar a una empleada del casino de Reno (Nevada), quien asegura que la violó antes de que la policía la rescatara. Pasó cerca de 11 años en una prisión federal por ese crimen, hasta que salió en libertad condicional en 1988. Tres años después de salir de la cárcel, Phillip y su mujer raptaron a Jaycee Lee Dugard, a la que mantuvieron secuestrada durante casi dos décadas.
Ahora las autoridades investigan si Garrido está involucrado en la desaparición de otras jóvenes. "Existe una posibilidad de que así sea", dijo el teniente de policía Leonard Orman.
Recuperar el tiempo perdido
Mientras la policía investiga los terribles acontecimientos de los últimos años, la familia de Jaycee intenta recuperar el tiempo perdido. Tina Dugard, la tía de la joven, ha convocado una rueda de prensa en la afirma que están intentando volver a estrechar los lazos con su sobrina.
Tina afirma que estos días están llenos de "alegría" para su familia, de nuevo reunida al completo tras la aparición de Jaycee, con quien han pasado horas recordando historias y anécdotas previas a su rapto.
"Niñas listas, comunicativas y curiosas"
"No solo hemos reído y llorado juntos, también hemos pasado tiempo sentados en silencio, simplemente disfrutando del placer de estar en compañía los unos de los otros", ha explicado.
La tía de Jaycee asegura que Jaycee recuerda a todos los miembros de la familia y que las dos hijas que supuestamente tuvo con su captor, de 14 y 11 años, están disfrutando de la presencia de Terry Probyn, la madre de Jaycee. "Son niñas listas, comunicativas y curiosas, con un futuro brillante por delante", afirma.
 
BQM