Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piden la dimisión de Rice por autorizar el uso de las torturas en las cárceles

Tres grupos liberales han sumado fuerzas en una campaña publicitaria para exigir la renuncia de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, por su participación en reuniones en las que se autorizó la tortura de detenidos.
Los grupos TrueMajority.org, Brave New Films, y  "Democracy for America" han anunciado en un comunicado conjunto el lanzamiento de la web CondiMustGo.com y una campaña de anuncios televisivos en los que exigen la renuncia de Rice.
 
 Según estos grupos, Rice, desde su cargo como asesora de Seguridad Nacional antes de ser nombrada secretaria de Estado, participó en reuniones en las que funcionarios de alto rango del Gobierno del presidente George W. Bush "seleccionaron" ciertas técnicas de torturas para ablandar a presuntos terroristas.
 
 La nueva página de internet incluirá una petición a favor de la dimisión de Rice y un nuevo vídeo de Brave New Films que "documenta su participación" en esas reuniones de estrategia y "cómo mintió al Congreso y a la nación" sobre el uso de la tortura.
 
Los tres grupos instan a los aspirantes presidenciales a que exijan la renuncia de la jefa de la diplomacia estadounidense. Los anuncios televisivos se emitirán en Pensilvania, coincidiendo con un debate de los candidatos a la Casa Blanca.
 
Con el consentimiento de Bush
 
 El pasado 9 de abril, la cadena de televisión ABC dijo que, según fuentes anónimas, Rice y otros funcionarios de alto rango, entre ellos el vicepresidente, Dick Cheney, y el entonces secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, se reunieron en secreto en decenas de ocasiones para discutir las técnicas de tortura que podrían utilizarse contra miembros de Al Qaeda. Aprobaron medidas como la privación del sueño y la asfixia simulada.
 
 Dos días después, Bush dijo en una entrevista con la misma cadena que estaba al tanto de las reuniones en las que se discutieron y aprobaron tácticas de interrogatorios a los detenidos por parte de la Agencia Central de Información (CIA) .