Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pillay denuncia que las partes en conflicto han reclutado a 9.000 niños soldados

Acusa a Kiir y Machar de poner al país al "borde de la catástrofe" por una disputa personal por el poder
La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha denunciado este miércoles que al menos 9.000 menores han sido reclutados como niños soldado por las fuerzas leales al presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y los partidarios del exvicepresidente Riek Machar en los últimos cuatro meses y medio, al tiempo que ha acusado a ambos de haber llevado al país al "borde de la catástrofe" por una "disputa personal".
Pillay, en una comparecencia en Yuba, ha alertado del "drástico deterioro" de la situación humanitaria y de seguridad. Las tensiones, ha explicado, han llegado a un "punto álgido" por la "mezcla mortal de recriminaciones, discursos de odio y asesinatos de venganza" registrados durante los últimos meses, informa la ONU en un comunicado.
La Alta Comisionada ha mantenido una serie de encuentros en Sudán del Sur de los que no ha sacado conclusiones alentadoras. "Desafortunadamente, todo lo que he visto u oído en este viaje ha reforzado mi idea de que los líderes del país, en lugar de aprovechar la oportunidad para llevar a su empobrecida y conflictiva nación a la estabilidad y la prosperidad, se han embarcado en una lucha del poder que ha dejado a la población al borde de la catástrofe", ha lamentado.
En este sentido, ha citado la "espiral de odio" que sigue enfrentando a los dinka y a los nuer --etnias a las que pertenecen Kiir y Machar--, si bien ha hecho especial hincapié en la responsabilidad que tienen los actuales dirigentes para impedir que sus subordinados cometan "crímenes de guerra y contra la humanidad". Asimismo, ha abogado por que los responsables de los delitos rindan cuentas de sus acciones.
HAMBRUNA y NIÑOS SOLDADO
El conflicto ha provocado 1,2 millones de desplazados internos y refugiados, así como graves consecuencias humanitarias como el reclutamiento de unos 9.000 niños soldados, según datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) citados por Pillay. En los últimos cuatro meses y medio, además, 32 escuelas han sido tomadas por las fuerzas militares y se han producido más de una veintena de ataques contra centros sanitarios.
Actualmente, alrededor de 4,9 millones de personas necesitan asistencia humanitaria, y la situación amenaza con empeorar habida cuenta de que la temporada de cosecha parece perdida. "Estoy consternada por la aparente falta de preocupación de ambos líderes (Riek y Machar) sobre el riesgo de hambruna", ha apuntado Pillay.
"La perspectiva de que el hambre y la malnutrición afecte a cientos de miles de personas por su fracaso personal para resolver las diferencias pacíficamente no parece preocuparles mucho", ha añadido.
La Alta Comisionada de la ONU también ha tenido reproches para la comunidad internacional, a la que ha pedido fondos y una mayor contribución a la fuerza de paz en la zona. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó en diciembre elevar de 7.700 a 13.200 el número de efectivos de la UNMISS, pero los países que contribuyen a esta misión "aún no han suministrado dos tercios de las fuerzas adicionales que se necesitan desesperadamente".