Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piñera decidirá en 2017 si se presenta a las presidenciales: "No descarto nada"

El exmandatario chileno acusa a Morales de "tergiversar la realidad" en la disputa por el río Silala
El expresidente de Chile Sebastián Piñera ha confirmado que en 2017 aclarará si se presenta de nuevo a las elecciones, si bien ya ha sugerido que todas las opciones están sobre la mesa. "En la vida no hay por qué aferrarse a nada pero tampoco hay que descartar nada", ha advertido.
Piñera ha ironizado con que, en Chile, es "un deporte muy popular" pensar en el próximo presidente cuando apenas ha tomado posesión el anterior. El dirigente conservador gobernó el país suramericano entre 2010 y 2014 y fue precedido y sucedido por Michelle Bachelet, actual mandataria.
"Este año es el tiempo de hacer los esfuerzos que se requieren con urgencia para que Chile recupere el rumbo y el ritmo", ha explicado, en un encuentro con varios medios de comunicación, entre ellos Europa Press. En este sentido, ha abogado por "corregir" los "errores" que está cometiendo el Gobierno de izquierdas.
Piñera suena como posible candidato de la Alianza a las presidenciales de 2017, una hipótesis que el exmandatario ha dejado caer en varias ocasiones durante los últimos meses. "En la vida no hay por qué aferrarse a nada pero tampoco hay que descartar nada", ha afirmado al ser preguntado al respecto.
No obstante, ha recalcado que no aclarará su futuro hasta 2017, "un año de decisiones en muchos frentes, incluyendo las candidaturas presidenciales". Piñera ha insistido en que ahora sus "fuerzas" están centradas en "tratar de que Chile vuelva al camino del desarrollo".
SOBERANÍA
Piñera, sin embargo, sí que ha hecho un frente común con el actual Gobierno en materia de soberanía, ya que se trata de una "política de Estado". El respaldo se extiende a la última disputa con Bolivia a cuenta del control del río Silala, un río "binacional" en opinión de las autoridades chilenas.
El expresidente ha alegado que los argumentos de Chile cuentan con el respaldo de tratados internacionales, entre ellos el que rige las fronteras con Bolivia desde 1904 y que, según Piñera, tiene "pleno ejercicio y vigencia --a pesar de que La Paz cuestiona su validez--.
"Cada vez que hay problemas políticos en Bolivia, Evo Morales utiliza los temas internacionales, particularmente con Chile, para evadir sus propias responsabilidades y eludir sus propios problemas", ha apuntado Piñera.
En relación a los apoyos que estaría logrando Morales para su causa, Piñera ha puesto en duda las palabras del mandatario boliviano, "un artista en tergiversar la realidad" cuando se reúne con autoridades internacionales. Sus palabras, ha añadido, "muchas veces son fruto de su propia imaginación".
AMÉRICA LATINA
Piñera también ha repasado la situación general de América Latina, una región con "realidades muy distintas" pero que, a su juicio, atraviesa una "grave crisis" ejemplificada en los casos de Brasil y Venezuela.
El exdirigente chileno ha tachado de "muy grave" la crisis política en Brasil, ya que considera que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, "se dedica a evitar que la destituyan" y su predecesor, "el eventual primer ministro (Luiz Inàcio) Lula da Silva", a "evitar que lo tomen preso".
Sin embargo, Piñera ha afirmado que, mientras que en Brasil "es posible una salida institucional" a los actuales problemas, en Venezuela se contraponen todo tipo de conflictos económicos y sociales y, además, "un Gobierno profundamente antidemocrático".
Piñera ha contrapuesto las situaciones brasileña y venezolana al caso de Argentina. En este país, ha agregado, existe ahora una "gran esperanza" gracias a la reciente victoria electoral del conservador Mauricio Macri.