Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piñera expresa la "discrepancia" de Chile con el fallo de la CIJ pero asegura que lo acatará

El presidente en funciones de Chile, Sebastián Piñera, ha manifestado que "discrepa profundamente" con la sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que determina una nueva frontera marítima entre Chile y Perú, pero ha asegurado que lo acatará.
"Sin duda, Chile discrepa profundamente de esta decisión de la corte, ya que todos los acuerdos, las declaraciones, alegatos sobre esta materia hechos tanto por Chile como por Perú y la práctica consistente entre ambos países durante los últimos 60 años se refirieron única y exclusivamente a las 200 millas", ha afirmado Piñera, según recoge el diario chileno 'La Tercera' en su edición digital.
"Esta decisión implica que Chile debe ceder derechos económicos. Si bien en esta zona Chile mantiene en plenitud sus libertades de navegación marítima y área, si un duda esta cesión constituye una lamentable pérdida para nuestro país", ha indicado.
Sin embargo, ha destacado que el fallo "ha confirmado en lo sustancial los argumentos de la posición chilena". En ese sentido, ha señalado que la frontera marítima se basa en el conocido como Hito Uno que defendía Chile, y no por el punto 266, al que aspiraba Perú.
"Ambos países siempre coincidieron que la frontera marítima comenzaba en el último punto de la frontera terrestre. Y en consecuencia la confirmación por parte de La Haya de que la frontera marítima comienza en el paralelo del Hito Uno ratifica el dominio sobre el triangulo terrestre respectivo", ha argumentado Piñera.
El fallo "resguarda la conectividad de Arica, así como la posición geográfica estratégica de esa ciudad", lo que "nos alegra profundamente". Además, Piñera ha anunciado su intención de coordinarse con la presidenta electa, Michelle Bachelet, para la aplicación del veredicto, para lo cual se reunirá este mismo lunes con ella en el Palacio de La Moneda. "Chile y Perú aceptaron la jurisdicción de la Corte. En consecuencia, las decisiones de esa corte son vinculantes", ha remachado.