Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plan International teme efectos "devastadores" si no se ayuda ya a los afectados por 'El Niño'

El fenómeno meteorológico conocido como 'El Niño' amenaza con provocar efectos "devastadores" en zonas ya de por sí vulnerables de todo el mundo si no se adoptan medidas preventivas de forma inminente, ha advertido la directora de Plan International España, Concha López.
'El Niño' ha comenzado a manifestarse con formas muy diversas, desde inundaciones en el norte de Inglaterra hasta la sequía en la zona este de África. "Ya se ha demostrado que es el efecto meteorológico más adverso de los últimos 30 años", ha subrayado López en declaraciones a Europa Press.
La responsable de Plan ha apuntado que, como ocurrió en su día con la crisis del ébola, "si nadie pone medidas preventivas" ante una tragedia inminente, ésta al final "explota", especialmente porque afecta sobre todo a zonas "donde las poblaciones son vulnerables".
Las agencias internacionales calculan que 22 millones de personas corren grave riesgo por fenómenos climatológicos adversos, y de ellas, alrededor de 11 millones son niños. La zona del Cuerno de África corre especial riesgo y, en ella, 'El Niño' afecta de forma "exponencial".
"Los mecanismos están puestos en marcha, pero si no hay recursos es difícil llegar a toda la población afectada", ha lamentado López, que ha llamado a la población a hacer "presión" para que los gobiernos de todo el mundo tomen medidas y repartan ayuda.
"Podemos salvar vidas", ha añadido López al recordar casos como el de Zimbabue, donde se ha perdido alrededor del 35 por ciento de la producción de maíz. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) calcula que unos 14 millones de personas pasan hambre en el sur de África.
El responsable de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, Stephen O'Brien, advirtió recientemente de que, según las proyecciones relativas a principios de 2016, al menos 22 millones de personas sufrirán inseguridad alimentaria y entre 2,7 y 3,5 millones de personas podrían verse afectadas por graves inundaciones en diferentes zonas de África.
Además, según la ONU, más de 4,2 millones de habitantes de Centroamérica se están viendo afectados por una de las sequías más severas que se recuerdan en la historia de la región, mientras que en la región del Pacífico asiático más de 3,5 millones de personas también sufren las consecuencias de la falta de lluvias.