Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El Poder Judicial debe castigar a los líderes de las protestas"

El clérigo Jatamí dirige las plegarias del viernes. Foto: REUTERStelecinco.es
"Aquellos que han liderado las protestas deben ser acusados de Mohareb (los que atacan a Dios). El Poder Judicial debe castigarlos de forma contundente y sin piedad para que todo el mundo aprenda la lección", ha afirmado Jatamí, uno de los miembros más conservadores de la Asamblea de Expertos.
El hayatoleslam (rango inferior al de ayatolá) ha ocupado el principal altavoz político del régimen para exigir un castigo ejemplarizante y ha vuelto a acusar a la prensa extranjera de espolear las protestas contra la elección del presidente Mahmud Ahmadineyad, que la oposición ha denunciado como fraudulenta.
"Algunos intentan amargar la dulzura de esta experiencia en la boca de la gente. Los extranjeros han tratado de utilizar su negativa propaganda", ha afirmado. "Los medios británicos, europeos y estadounidenses han mostrado su perfidia en esta historia. Han utilizado todos los medios técnicos para provocar a la gente. Le pido al Gobierno que los controle", ha demandado.
A este respecto, ha criticado con dureza la difusión de la historia de la joven iraní Neda, cuya agónica muerte tras ser aparentemente disparada en una manifestación ha dado la vuelta al mundo en unas imágenes grabadas por un teléfono móvil y colgadas en Internet.
Habla el Consejo de Guardianes
El Consejo de Guardianes, órgano que debe validar los resultados electorales, ha asegurado que no ha hallado ningún indicio de fraude en unas elecciones limpias. El resultado electoral ha destapado las disensiones existentes entre la clase clerical en la opaca cúpula del régimen teocrático iraní y han causado las mayores protestas callejeras en treinta años de revolución islámica, con un saldo de al menos una veintena de muertos y cientos de detenidos.
"Las elecciones fueron épicas. Fueron una muestra de la autoridad y la grandeza del sistema de la República Islámica de Irán", ha afirmado el clérigo. "Creemos que protestar es derecho de todos, siempre y cuando sea se haga través de las vías legales", ha agregado Jatamí, quien subrayó que el Consejo de Guardianes ha actuado de forma correcta para satisfacer las quejas.