Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémica por la decisión del Gobierno portugués de vender 85 obras de Joan Miró

El Gobierno portugués ha anunciado su intención de subastar un total de 85 obras del artista catalán Joan Miró que eran propiedad del Banco Portugués de Negocios (BPN), nacionalizado durante la crisis financiera. Personalidades de la cultura han expresado su oposición a la venta.
Está previsto que los cuadros sean subastadas en la casa Christie's de Londres los días 4 y 5 de febrero y se espera recaudar unos 35 millones de euros. Sin embargo, una iniciativa ha logrado recoger 3.500 firmas que cuestionan la necesidad de reducir el "agujero" del BPN, principal argumento del Gobierno, a costa del patrimonio cultural del país.
El Partido Socialista de Portugal y el Partido Comunista de Portugal, ambos en la oposición, han planteado sendas mociones contra la iniciativa que serán debatidas el viernes en el Parlamento.
El Estado adquirió la colección en 2008, cuando el Gobierno del primer ministro del socialista José Sócrates nacionalizó el BPN, pero desde entonces los cuadros están en un almacén de la Caja General de Depósitos de Lisboa y en ningún momento han sido expuestos en Portugal, aunque algunas obras han viajado al extranjero para formar parte de retrospectivas como la de 2009 organizada en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).
El director del Museo Colección Berardo de Lisboa, Pedro Lapam, ha considerado que "es una oportunidad única". "Las obras ya están aquí y son propiedad del Estado. ¿Cómo se van a deshacer de obras de arte de este valor, que son patrimonio universal y serían una valiosa plusvalía para cualquier museo de Portugal", ha añadido en declaraciones al diario portugués 'Público'.
"Si es una cuestión económica y el problema es la falta de dinero, ¿por qué no se vende también el Bosco del Museo Nacional de Arte Antiguo?", ha argumentado en referencia al tríptico 'Tentaciones de San Antonio' del pintor flamenco, una de las joyas de este museo.