Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía y el Ejército de Turquía dispersan una protesta contra una mina en el noreste del país

La Policía y el Ejército de Turquía han intervenido este sábado para dispersar a un grupo de personas que llegó a la provincia de Artvin (noreste) para apoyar a los manifestantes que protestan contra la apertura de una nueva mina de oro en la zona.
Según las informaciones facilitadas por el diario turco 'Hurriyet', la Policía ha utilizado gases lacrimógenos para dispersar al grupo, integrado por unas mil personas, algunas de las cuales habrían sido detenidas.
Las fuerzas de seguridad emplearon gases lacrimógenos el miércoles para hacer frente a los manifestantes, que instalaron barricadas en varios puntos del área de Cerattepe.
Las autoridades han negado que se hayan cortado árboles en la zona en la que se abrirá la nueva mina, uno de los principales motivos que han llevado a los ambientalistas a convocar las protestas.