Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Hong Kong retira nuevamente barricadas en la zona de Mong Kok

La Policía de Hong Kong retira nuevamente barricadas en la zona de Mong KokREUTERS

La Policía de Hong Kong ha llevado a cabo una operación para retirar nuevamente las barricadas instaladas por los manifestantes en la zona de Mong Kok, ubicada frente al área principal de las protestas.

La Policía ha encontrado poca resistencia, al contrario que en los días anteriores, debido a que la mayoría de los manifestantes estaban dormidos y a que los agentes han bloqueado el acceso a la zona a los manifestantes que se encontraban en el exterior.
La operación se ha saldado sin arrestos, y muchos de los manifestantes han recogido sus cosas con el objetivo de unirse a la acampada en el barrio de Admiralty.
El gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying, trató el jueves de rebajar la tensión con los manifestantes pro democracia, afirmando que espera que ambas partes puedan dialogar la próxima semana, pero el malestar por la violencia policial se mantiene y no parece que los estudiantes vayan a ceder.
Leung ha hablado tras más de dos semanas de protestas que han paralizado algunas zonas del centro de la antigua colonia británica. Los manifestantes reclaman la libre elección de su gobernador en 2017, pero Pekín insiste en supervisar a los candidatos primero y Leung ha reiterado que el Ejecutivo no está dispuesto a hacer compromisos en este asunto.
La jefa de gabinete, Carrie Lam, canceló el encuentro previsto para el viernes con los líderes estudiantiles, argumentando que era imposible mantener un diálogo constructivo dada la postura que mantenían estos.
Por otra parte, Leung sostuvo el jueves que la Policía ha actuado de forma profesional en la represión de las protestas. "La Policía de Hong Kong está actuando de forma profesional y restringida en la gestión de las protestas de 'Occupy Central,', a pesar de la gran presión (a la que están sometidos los agentes)", dijo.
Interrogado en concreto por el caso de Ken Tsang Kin Chiu, del Partido Cívico, que recibió una brutal paliza de siete policías durante la manifestación del miércoles, insistió en que hay mecanismos para abordar estos casos.
 Leung se mostró en contra de politizar lo que consideró un incidente y reiteró que "Hong Kong necesita que la Policía mantenga el orden y la ley", instando a sus habitantes a cooperar con las autoridades.