Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Israel mata a presunto responsable de tirotear a un activista israelí de extrema derecha

La Policía de Israel ha anunciado este jueves la muerte del presunto responsable del tiroteo registrado a última hora del miércoles en Jerusalén en el que resultó herido el activista israelí de extrema derecha Yehuda Glick.
Según las informaciones publicadas por el diario israelí 'The Jerusalem Post', el sospechoso, Muataz Ibrahim Hijazi, ha muerto durante un tiroteo en el barrio jerosomilitano de Abu Tur después de que se negara a ser arrestado tras una operación en su vivienda.
Hijazi había pasado los últimos 11 años en las cárceles israelíes hasta que fue liberado el 5 de junio de 2012. Detenido por primera vez en la primavera del año 2000 bajo la acusación de participar en la Intifada, fue condenado a siete años, a los que se le sumaron otros cuatro por atacar a un guardia de la prisión, según la agencia palestina Maan.
Ahora, las autoridades israelíes investigarán si el arma encontrada en la vivienda fue la utilizada en el intento de asesinato de Glick, portavoz de una organización que reclama la entrada de los judíos en la Explanada de las Mezquitas, reservada a los fieles musulmanes.
Tras el suceso, el ministro de Seguridad Pública, Yitzhak Aharonovich, y el jefe de la Policía de Jerusalén, Moshe Edri, han ordenado el cierre de la Explanada de las Mezquitas tanto para judíos como para musulmanes hasta nuevo anuncio.
Glick fue tiroteado a la entrada del Centro Menachem Begin, cerca de la Ciudad Vieja, tras dar una conferencia en el acto titulado 'Israel regresa al Monte del Templo', en la que también han participado los parlamentarios Moshe Feiglin, Eliyahu Ben Dahan y Miri Regev.
Además, Glick conduce regularmente grupos judíos de extrema derecha y trabaja para el Monte del Templo Fiel, un grupo dedicado a la construcción de un templo judío en el complejo de Al Aqsa.
MÁS DE UNA DOCENA DE VECINOS HERIDOS
Según han contado algunos testigos del asalto a la agencia de noticias palestina Maan, las fuerzas especiales israelíes entraron a la casa del joven de 32 años de madrugada. Cuando Hijazi intentó escapar subiendo a la azotea, las autoridades abrieron fuego y dispararon un cañón de agua hasta que el sospechoso murió desangrado, ha asegurado la agencia.
El presidente de un club deportivo local, Hani Gheith, ha explicado a Maan que las fuerzas israelíes solo irrumpieron en la casa de Hijazi una vez estaban seguros de que había sido gravemente herido.
Incluso decenas de vecinos intentaron irrumpir sin éxito en la vivienda para llevar al joven al hospital, pero las fuerzas de seguridad también les dispararon provocando heridas a 15 vecinos. Al menos cuatro han tenido que ser trasladados a un hospital.