Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Kenia advierte de que actuará contra los que se manifiesten hoy contra la comisión electoral

La Policía de Kenia ha advertido este domingo de que actuará contra las personas que participen en las protestas convocadas este lunes contra la comisión electoral, en medio de las acusaciones de parcialidad por parte de la oposición contra el organismo.
"Al igual que fuimos instados por un tribunal ha permitir la manifestación de la CORD (Coalición por la Reforma y la Democracia) en el Día de Madaraka, un tribunal ha dicho que no habrá manifestaciones hasta que se trate el asunto mañana", ha dicho el inspector general de la Policía, Joseph Boinnet.
"Si desobedecen la ley y salen a las calles, haremos lo que se espera de nosotros", ha agregado, según ha informado el diario keniano 'Vanguard'.
Por su parte, el jefe de la Policía de Nairobi, Japheth Koome, ha amenazado con llevar a cabo una campaña de arrestos en masa de opositores, incluido el líder de la CORD, Raila Odinga, si se manifiestan durante la jornada.
"Me gustaría pedir a los que pretenden venir a la ciudad a manifestarse que hagan otra cosa. No se les permitirá. Ninguna manifestación en la ciudad. Estoy preparado y tengo oficiales suficientes como para hacer frente a cualquiera que quiera celebrar manifestaciones ilegales", ha remachado.
En respuesta, la CORD ha asegurado que, con autorización o sin ella, las manifestaciones se celebrarán en la capital y otras ciudades del país.
La oposición ha estado llevando a cabo manifestaciones desde abril en la capital y en otras ciudades, acusando a la comisión electoral de actuar de manera parcial y pidiendo que sea disuelta.
La comisión electoral ha negado cualquier acusación de parcialidad y el Gobierno ha acusado a la oposición de arremeter contra la comisión electoral porque no son capaces de ganar a través de las urnas.
A finales de mayo, el presidente keniano, Uhuru Kenyatta, y Odinga se reunieron con el objetivo de rebajar las tensiones que se desataron tras el descontento de la oposición con la comisión electoral y que ha llevado a duros enfrentamientos entre manifestantes y Policía.
La violencia ha hecho que varios líderes religiosos y diplomáticos hayan pedido que se dialogue, especialmente teniendo en cuenta que 1.200 personas murieron tras las elecciones de 2007.
Odinga es un antiguo primer ministro que perdió las elecciones de 2013 y se espera que se vuelva a presentar a las presidenciales en 2017. También se espera que Kenyatta se presente a la reelección en un país donde el devenir político se decide atendiendo a aspectos étnicos.